¿Cómo aumentar tus defensas de forma natural?

¿Sientes que no puedes seguir con tu ritmo habitual? ¿Estás más cansado, sientes que tienes una sobrecarga de estrés o el otoño te hace sentir decaído? Es normal.

A veces, nuestro cuerpo se resiente y lo manifiesta de diferentes formas: herpes labial, heridas que tardan en cicatrizar o dolores musculares son algunos de los síntomas que pueden ponernos en alerta para saber que necesitamos reforzar el sistema inmune y aumentar nuestras defensas.

¿Cómo lo conseguimos? Mejorar tu alimentación puede ser un buen principio.

Mejorar y reforzar el sistema inmune de manera natural

Sistema inmunológico

La función principal del sistema inmunológico o defensivo consiste en proteger el organismo de enfermedades causadas por virus, hongos, parásitos y bacterias.

El sistema inmunológico no sólo identifica y destruye los agresores que intentan invadir el cuerpo humano sino que también los puede reconocer si intentan nuevamente introducirse en el organismo.

Por tanto, tener un sistema inmune fuerte es uno de los elementos clave para disfrutar de una salud óptima.

Sin embargo, en ocasiones, el sistema inmunológico se debilita dejando al organismo expuesto a enfermedades graves.

¿Qué factores causan que nuestro sistema inmunológico se debilite?

Algunos factores son:

  • Estados emocionales
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Deficiencias nutricionales
  • Intervenciones médicas como cirugías o trasplantes

¿Cómo podemos reforzar el sistema inmune?

Ya hemos comentado que el estrés prolongado, dietas inadecuadas, cambios bruscos de temperatura o el descanso insuficiente provocan que el organismo se resienta y bajen nuestras defensas.

Si bien lo ideal sería evitar los hábitos y situaciones que debilitan nuestro organismo, una alimentación adecuada puede ayudarnos a superar las épocas difíciles, al reforzar el sistema inmune que nos protege de las bacterias, virus y otros organismos patógenos. Por tanto, una dieta equilibrada refuerza el sistema inmune.

 

Vigila la alimentación

Una adecuada alimentación tiene una importante relación en la actividad inmunológica. Y es que tanto si hay una excesiva ingesta de alimentos como cuando es deficiente, nuestro sistema inmune se puede resentir. Se puede decir que el aporte excesivo de energía puede afectar a la capacidad del sistema inmunológico de combatir infecciones.

Como se sabe, la obesidad está ligada a una alteración de los mecanismos inmunológicos, que puede favorecer la aparición de enfermedades infecciosas.

También son los obesos los que son más propensos a desarrollar enfermedades cardiovasculares. Pero son las personas desnutridas las que presentan un mayor riesgo de contraer infecciones.

Incluso, aquellas personas que siguen regímenes de adelgazamiento de menos de 1.200 kilocalorías al día u otras personas con dietas con mayor número de kilocalorías pero desequilibradas, pueden ver disminuir su función inmunológica.

Menos grasas y más verduras

Mejora la dieta para reforzar el sistema inmune

Lo que es cierto y parece cada vez más claro es que hay que conseguir reducir las grasas en la dieta para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Nuestra alimentación debería ser variada y equilibrada, muy rica en alimentos de origen vegetal: fruta, verduras, hortalizas, cereales, preferiblemente integrales, legumbres y frutos secos.

Los lácteos (preferentemente desnatados) se deben aportar en un mínimo de dos raciones diarias a nuestra dieta.

La proteína debe aportarse, preferiblemente, a través de carnes blancas, como el pollo, el pavo o el conejo. Y, también pescados, tanto azules como blancos. Pero tampoco puede faltar en nuestra dieta las legumbres.

Además de con una dieta equilibrada, ¿cómo puedo reforzar el sistema inmunológico?

¿Cómo se puede reforzar el sistema inmune?

Nuestro estilo de vida condiciona nuestra salud. Aspectos como los que ya hemos mencionado, tales como la alimentación consiguen que nos encontremos lo mejor posible.

Además, si nos encontramos en condiciones óptimas de salud, conseguiremos recuperarnos lo antes posible si enfermamos. Pero tenemos que tener en cuenta otros aspectos para reforzar el sistema inmune:

  • Algo básico que debemos hacer es ejercicio físico, al menos, 30 minutos diarios. La actividad física produce múltiples beneficios sobre los órganos que rigen nuestro cuerpo. Realizar, de forma regular, actividad física de intensidad moderada.Caminar a paso ligero, nadar, bicicleta va a conseguir que reforzar el sistema inmune. Este tipo de ejercicios poseen un efecto beneficioso sobre la salud y, consecuentemente, sobre el sistema inmune de las personas que lo practican.

    Esto se manifiesta por la activación del metabolismo de las grasas, acción antioxidante y de neutralización del estrés que tanto perjudica al sistema inmune.

    ¿Cómo aumentar tus defensas de forma natural?: retrato mujer sonriente fitness auriculares 171337 13384 - HeelEspaña

  • Deja de lado el estrés. Hay que llevar un ritmo de vida más relajado y evitar el estrés. Este se convierte en uno de los principales enemigos de nuestro sistema inmune.Puede ayudarte practicar ejercicios de relajación y aprender a respirar profundamente. Pero, también, busca aquellas pequeñas cosas que te hagan disfrutar como leer, escuchar música o cocinar.¿Cómo aumentar tus defensas de forma natural?: joven pareja deportiva haciendo yoga - HeelEspaña
  • Olvídate del tabaco y del alcohol.
  • Toma de probióticos. La eficacia de los probióticos está muy documentada en aspectos de salud gastrointestinal.¿Cómo aumentar tus defensas de forma natural?: comer yogur - HeelEspañaOtras indicaciones también estudiadas son acciones concretas sobre el sistema inmune como adecuación de la respuesta inmunológica frente a infecciones o alergias.
  • Descansa lo suficiente. Un número de horas de sueño reparador favorece un óptimo funcionamiento de nuestro sistema de defensas.

    Mientras dormimos, nuestro sistema defensivo aprovecha para regenerarse y fortalecerse.

    De hecho, personas que duermen menos de siete horas al día son tres veces más propensas a resfriarse que las que duermen 8 horas diarias.

    ¿Cómo aumentar tus defensas de forma natural?: mujer acostada cama - HeelEspaña

    Pero no dormir lo suficiente no solo está relacionado con una disminución del sistema inmune, sino que se relaciona con sufrir mayor estrés, diabetes, obesidad o accidentes.

Referencias
https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-nutricion-sistema-inmunitario-X0213932415442091
https://www.inmunologia.org/images/1510.pdf

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorias:
Invierno, Sistema inmune