Cómo actuar cuando aparecen los primeros síntomas de catarro

Bien entrado octubre, las temperaturas no son las que corresponden a esta época del año. Sin embargo, por la mañana ya hace fresquito. Hoy he salido de casa, con prisas, y se me ha olvidado ponerme la chaqueta que me regalaron por mi cumpleaños.

Espero que, por un día, no empiece con síntomas de catarro porque, todos los años, tarde o temprano, soy uno más de los muchos afectados. Siempre, por los mismos motivos. ¡No escarmiento!

Un catarro no es nada, cuatro estornudos y ya… O ¿hay que preocuparse?

Catarro, resfriado, enfriamiento, constipado… Las acepciones son muchas, pero ¿qué es un catarro?

El catarro común es una infección, generalmente benigna, del tracto respiratorio superior originado por varios tipos de virus. El más frecuente es el rinovirus.

Se calcula que, aproximadamente, el 50% de todos los catarros están producidos por algún tipo de rinovirus. De hecho, las posibilidades son bastante altas ya que hay más de 100 tipos diferentes.

Otros tipos de virus que pueden provocar los resfriados son el virus de la influenza (5-15%), parainfluenza humano, el virus respiratorio sincitial y, cómo no, el más que conocido coronavirus con un 10-15% de los casos.

 

Como se contagia un catarro

 

La mayoría de los cuadros respiratorios agudos, como es el caso de los catarros, remiten espontáneamente o pueden ser manejados de forma adecuada por un médico. Ahora bien, si los síntomas son de mayor intensidad o duran más de lo habitual, puede que ese leve constipado se haya complicado.

Y es que el catarro cursa con inflamación de la vía aérea superior y la infección puede descender por el tracto respiratorio a los bronquios. Así, la bronquitis es una inflamación de los bronquios y la neumonía es una infección del pulmón.

La bronquitis y la neumonía son procesos distintos, pero pueden comprometer la salud de los más pequeños, las personas mayores, aquellas con enfermedades crónicas de tipo respiratorios como la EPOC o asma, diabetes mellitus, insuficiencia renal, patologías cardiacas, pacientes con cáncer o personas que están recibiendo tratamientos con inmunosupresores.

 

 

¿Cuáles son los síntomas de catarro?

Los síntomas de catarro son parecidos a los de otras infecciones de vías respiratorias superiores. Es cierto que varía de unas personas a otras en cuanto a número e intensidad. Pero, en términos generales, este sería un resumen de la evolución:

  • Los síntomas, tras un periodo de incubación que puede rondar las 24-72 horas, empiezan a manifestarse o hacerse visibles.
  • Suele comenzar con dolor de garganta, como una sensación de raspado al hablar o al tragar.
  • A continuación, aparece la rinorrea, el clásico goteo nasal, estornudos, obstrucción de las fosas nasales y cierto malestar general. En algunas ocasiones, también aparece la tos.
  • La fiebre no suele hacer acto de presencia o, como mucho, unas décimas.
  • Los siguientes dos días, la mucosidad nasal puede aumentar de espesor. Algo totalmente normal, ya que nuestro sistema inmune está peleando con uñas y dientes. Ahora bien, si la mucosidad se vuelve amarillo oscuro, verde o rojiza, sí que deberíamos pensar en acudir a un especialista para que nos paute un tratamiento adecuado.
  • Si no existen patologías de base como el asma, bronquitis crónica u otros tipos de problemas respiratorios, los síntomas comienzan a remitir y acaban desapareciendo, de media, a los 7 días, sin necesidad de tratamiento específico.

Cómo alivio los síntomas de un resfriado

¿Por qué me acatarro?

A diferencia de lo que la gente piensa, tener más o menos catarros no viene dado por los cambios de temperatura ni por la exposición al frío. El frío no tiene por qué afectar a nuestro sistema inmune, ni lo va a debilitar.

Por el contrario, una persona cansada, con ansiedad, mujeres en fase de menstruación o aquellos que padecen alergias o asma, son más propensos a desarrollar síntomas de catarro. Se trata de situaciones en las que existe una mayor vulnerabilidad al contacto con un virus.

Porque, efectivamente, los virus que ocasionan el resfriado son muy contagiosos. El contagio se produce de persona a persona, por contacto directo o de forma indirecta, ya que pueden viajar por el aire desde las fosas nasales o la garganta de una persona resfriada cuando tose o estornuda y ser captados por personas que están próximas a él.

Por tanto, la forma más común de propagación del catarro es por contacto con alguien infectado o por contacto con aquellos objetos donde se han depositado los aerosoles o gotitas con carga vírica expelidas por el que está padeciendo un catarro.

Los besos, dar la mano, tocar pomos de puerta, pasamanos, teclados y ratón de ordenadores, cubiertos, vasos, el volante de los coches… En fin, la cantidad de objetos que pueden haber estado en contacto con la persona resfriada son infinitas.

 

Tomar medidas ante síntomas de catarro

¿Puedo hacer algo para evitarlos?

Es complicado el tratamiento o la creación de una vacuna para prevenir los catarros debido, sobre todo, a la cantidad de agentes víricos que pueden provocarlo.

De ahí, que la mejor solución a los catarros es la prevención mediante la adopción de unas sencillas medidas higiénico-dietéticas:

  • Descanso adecuado
    Dormir las horas necesarias, según la edad, y que esas horas de sueño sean de calidad, son fundamentales para que nuestro organismo tenga un sistema inmunológico fuerte.
  • La alimentación también influye
    Una dieta variada y equilibrada contribuye también a un sistema inmunológico en estado de revista
  • La hidratación, clave para una rápida recuperación
    Al beber abundante líquido, favorecemos la fluidificación de la mucosa y su eliminación. Un ambiente húmedo también colabora.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura
    Es cierto que el frío no es el causante de los catarros, pero los cambios de temperatura y el frío pueden contribuir a que un resfriado dure más de la media.
  • Prohibida la automedicación
    El catarro no tiene tratamiento curativo, así que no tiene sentido la automedicación y mucho menos con antibióticos.
  • Alivio sintomático
    Al contrario del anterior punto, es cierto que existen productos que pueden mejorar los síntomas. Por ejemplo, sprays bucofaríngeos con propóleo, aloe, ácido hialurónico y zanthoxylum que contribuyen a aliviar el dolor de garganta o la ronquera o sprays nasales con chitosan vegetal y dexpantenol que ayudan a eliminar la mucosidad acumulada y la congestión.

El catarro dura una semana con tratamiento o 7 días sin él.

BIBLIOGRAFÍA
https://www.murciasalud.es/recursos/ficheros/479361-20210405_Folleto_Catarros_y_Resfriados_esp.pdf

Ldo. José Manuel García Raboso
Ldo. José Manuel García Raboso
Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid con la Especialidad de Bioquímica. Siempre ha estado unido al sector farmacéutico y al contacto directo con el cliente, bien en Oficina de Farmacia o en diferentes Laboratorios farmacéuticos como AstraZeneca, Salvat o Lacer.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Categorias:
Sistema inmune