¿Eructos continuos? | Causas y consejos para reducirlos

¿Me trae la cuenta, por favor? ¡Qué rico estaba todo! Me he llenado, voy a desabrocharme un botón del pantalón porque que creo que voy a explotar…por arriba o por abajo.

Es común que el aire quede atrapado en el aparato digestivo tras la ingesta de alimentos o líquidos, y que se expulsen a través de eructos continuos o flatulencias.

No obstante, es posible que sientas dolores debido a comidas que provocan gases, sobre todo, si están atrapados o no se mueven como deberían en el aparato digestivo.

La mayoría de las veces, el aumento de gases y el dolor que provocan, aparecen como consecuencia de lo que comemos o bebemos. Realizando simples cambios en los hábitos alimenticios pueden disminuir la presencia de estos gases.

¿Qué son los eructos?

Los eructos son emisiones sonoras mediante las cuales se liberan gases procedentes del estómago, a través de la boca. Son la consecuencia de una sensación desagradable que suele llevar consigo malestar, sensación de plenitud o hinchazón, síntomas correspondientes a la distensión abdominal.

Los eructos son una composición de gases entre los que se encuentran el oxígeno, el nitrógeno, el hidrógeno, el dióxido de carbono y el metano.

La producción de gases es natural y la liberación de estos también lo es.  En el tracto digestivo se genera gas a diario. El volumen normal es de 100 a 200 ml y se expelen entre diez y veinte gases al día, dentro de unos parámetros normales.

Más de un 7% de la población en el mundo padece de eructos continuos y un 11% sufre de distensión abdominal, factores que está directamente relacionados.

Los eructos son el resultado de una acumulación de aire en la parte superior del estómago que provoca que este órgano se estire y, como consecuencia, el músculo ubicado en el extremo inferior del esófago se relaje y esto permite que el aire suba hacia arriba y acabe saliendo por la boca.

La microbiota intestinal influye en el metabolismo y digestión de los alimentos, su daño o alteración puede producir estreñimiento o períodos de diarrea. Pero también es muy común la hinchazón abdominal, gases o heces mal olientes producidas por una microbiota intestinal alterada.

TEST

¿Tienes síntomas de
microbiota alterada?
Realizar test

TEST

¿Tienes síntomas de
microbiota alterada?

¿Cuáles son las causas que lo provocan?

Para entender por qué ocurre el eructo, es importante conocer las causas que lo provocan:

Tragar demasiado aire al comer

Comer muy rápido, en gran cantidad o sin masticar correctamente es una de las causas principales de la acumulación de gases en el tracto digestivo. Una cosa es ingerir alimentos o líquidos y otra, muy distinta, es engullir. De esta manera, se está permitiendo que entre una gran cantidad de aire en nuestro organismo y se acumule en el estómago.

Hay personas que no tienen capacidad para eructar de forma voluntaria para expulsar el gas y eso provoca que el aire tragado transite por el tracto digestivo para expulsarse en forma de flatulencia, dando lugar a distensión abdominal y molestias severas en el sistema digestivo.

Además de comer mucho, demasiado rápido y/o no masticar adecuadamente, se pueden sumar otros hábitos que pueden aumentar la posibilidad de tragar aire y, por tanto, producir una mayor cantidad de eructos. Por ejemplo, beber con pajita, chupar caramelos, masticar chicles, usar dentaduras o prótesis dentales no bien adaptadas a la encía.

como evitar los eructos continuos

Consumo de alimentos grasos

No solo es cómo comemos, sino lo que ingerimos también puede ocasionar la aparición de eructos. Los alimentos grasos, por ejemplo, suelen ser difíciles de digerir y ser más propensos a producir eructos.

En el caso de consumirlos, para digerirlos mejor, es interesante comer a una hora temprana, sobre todo, por la noche.

eructos por comidas grasas

Consumo de bebidas gaseosas

Las bebidas carbonatadas son una de las principales causas de la producción de eructos.  Reducir el consumo de bebidas con gas y aumentar el consumo de bebidas naturales es muy recomendable.

Composición de algunos medicamentos

Ciertos medicamentos contienen, en su composición, azúcares no digeribles o enzimas digestivas que pueden provocar síntomas asociados a la eliminación de gases.

Enfermedades del aparato digestivo

Los problemas gastrointestinales son la causa principal de eructar. Gastritis, síndrome de colon irritable o colitis son algunas de las enfermedades que puede llevar consigo la producción de gases y, para las personas que lo padecen, pueden ser muy molestos.

El estreñimiento

Uno de los problemas más comunes del intestino y que merece una mención especial es el estreñimiento. Los eructos son un síntoma asociado a este problema digestivo.

 

Estados de ansiedad y estrés

Muchos problemas de salud tienen su origen en los estados de ansiedad o estrés agudos o crónicos. Existe una relación muy estrecha entre el sistema nervioso central y el aparato digestivo lo que se traduce en la producción de eructos en determinadas situaciones.

Alergias o intolerancias alimentarias

Las intolerancias a ciertos alimentos también pueden ocasionar molestos eructos incontrolables. La intolerancia a la lactosa o al gluten son cada vez más frecuentes en las sociedades avanzadas, lo que provoca hinchazón abdominal y eructos entre otros síntomas. Lo mismo ocurre con las alergias a ciertos alimentos o productos.

Intoxicaciones

El consumo de alimentos perjudiciales o caducados pueden provocar una fermentación y acúmulo de gases. Son frecuentes los eructos en personas que han padecido una intoxicación alimentaria.

¿Algún consejo para reducirlos?

alimentos para evitar si tienes y gases

Los eructos generalmente comienzan después de comer o beber o cuando se realiza alguna actividad que aumenta la cantidad de aire que se traga. Es cierto que eructar es algo completamente normal, a no ser que se vuelvan frecuentes e interfieran con las costumbres sociales.

Además, los eructos continuos pueden ser síntoma de una afección más grave como el reflujo gastroesofágico, síndrome de intestino irritable, hernia de hiato o alguna intolerancia como por ejemplo, a la lactosa. Si descartamos todos estos trastornos, aquí van algunos consejos que pueden ayudar a reducir la cantidad de eructos:

  • Cambia tu forma de comer y beber. Come despacio, mastica bien, no hables mientras masticas, come porciones pequeñas de alimentos y no uses pajitas para beber.
  • En cuanto a la dieta, intenta evitar los alimentos ricos en almidón, azúcar o tomar mucha fibra ya que causan gases, evita las bebidas carbonatadas, cualquier alimento que pienses que puedas ser intolerante, así como aquellos productos que te puedan generar acidez.
  • Evita el tabaco ya que al inhalar el humo del cigarrillo se traga aire.
  • Reduce el estrés. El exceso de ansiedad también puede hacer que se trague más aire y, además, producir acidez estomacal que puede llevar a aumentar los eructos
  • Camina y haz ejercicios aeróbicos ligeros después de comer. Esto ayudará a realizar una correcta digestión.
  • Reduce las actividades que te hagan tragar aire, como mascar chicle, hablar en exceso. Respira por la nariz.
  • Duerme las horas necesarias y con la postura correcta; de lado es la mejor opción.
  • Una microbiota sana favorece una correcta digestión y, por tanto, la reducción de la frecuencia de los eructos. Incorpora, complementos alimenticios con probióticos, prebióticos, vitaminas y glutamina que ayudarán a que el tránsito intestinal y la absorción de los nutrientes sea la adecuada.
    ¡Salud!

 

BIBLIOGRAFIA

http://digeclinicingles.creanet.com.gt/files/eructos_meteorismo_y_flatulencia.pdf

Ldo. José Manuel García Raboso
Ldo. José Manuel García Raboso
Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid con la Especialidad de Bioquímica. Siempre ha estado unido al sector farmacéutico y al contacto directo con el cliente, bien en Oficina de Farmacia o en diferentes Laboratorios farmacéuticos como AstraZeneca, Salvat o Lacer.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info