¿Cómo combatir el mal aliento? TIPS

El mal olor bucal, también llamado mal aliento o halitosis, se define como el conjunto de olores desagradables que emanan de la cavidad bucal. Es un problema que puede padecer cualquier persona.

¿Cómo combatir el mal aliento? TIPS: mal aliento 1024x1005 - HeelEspaña

Puede llegar a ser un problema social para la persona pudiendo provocarle trastorno de ansiedad e, incluso, aislamiento.

Por ello, resulta importante seguir una serie de consejos y saber cómo combatir el mal aliento. El buen cepillado de dientes y de la lengua se encuentran entre ellos.

Consejos para combatir el mal aliento

¿Cómo combatir el mal aliento? TIPS: mujer mal aliento heelespana - HeelEspaña

Se estima que alrededor de un 30% de la población adulta padece o ha padecido halitosis o mal aliento en alguna ocasión.

Al ser relativamente frecuente, cuando aparece, puede traer consigo una serie de consecuencias. Y no sólo estamos hablando a nivel de salud. También tiene repercusiones psicológicas que pueden llegar a afectar a la vida diaria, las relaciones sociales, afectivas y profesionales de aquellos individuos que la padecen.

Sobre todo, para estas personas, es esencial conocer cómo combatir el mal aliento y los consejos diarios que tienen que llevar a cabo.

Existen una serie de medidas higiénicas que son esenciales para tener una higiene bucal correcta y que consiguen aliviar el problema. También se recomienda un tratamiento farmacológico que también nos pueden ayudar a combatir el mal aliento o halitosis.

¿Cómo combatirlo con medidas higiénicas?

  • Lavado de dientes tres veces al día. Hay que limpiar las superficies interna y externa de los dientes. Emplear seda dental para la correcta limpieza de las zonas interdentales. También hay que cepillar correctamente la lengua, sobre todo la zona dorsal y posterior, que son el origen más frecuente de halitosis.

  • Acudir al odontólogo sin falta y de manera regular.
  • Beber abundante agua. Conseguirás evitar la sequedad en la boca.
  • Evita ingerir alimentos que favorecen el mal aliento. El ajo o la cebolla se encuentra entre estos alimentos. El rábano o el café también se encuentran entre ellos.
  • Puedes masticar chicles. Esto consigue que segreguemos mucha saliva, algo importante como veremos a continuación, por su capacidad de protección.
  • Dejar el tabaco. Este mal hábito crea un olor característico que puede durar más de un día después de fumar.Tabaco: cómo combatir el mal aliento - HeelEspaña

¿Cómo combatirlo con tratamiento farmacológico?

  • Colutorios o enjuagues con zinc. En forma de citrato, cloruro o acetato. Consiguen interferir en la formación de los compuestos volátiles olorosos. Tienen pocos efectos secundarios.
  • Clorhexidina. En dosis altas, provoca una alteración en la flora bacteriana, ya que tiene un efecto bactericida. Es muy útil en la eliminación de la placa y en las gingivitis pero no debe recomendarse de manera prolongada. Y es que puede tener algunos efectos secundarios como la tinción de los dientes y la lengua e, incluso, la alteración transitoria del gusto y un sabor metálico.
  • Triclosán. Tiene un efecto antimicrobiano y, en dosis altas, es bactericida. Puede, incluso, tener un efecto antiinflamatorio. Este ingrediente, unido al zinc, puede tener un mayor efecto consiguiendo la reducción del mal olor.
  • Han empezado a realizarse investigaciones sobre la potencial utilidad de los probióticos como coadyuvantes al tratamiento farmacológico que se lleva actualmente a cabo.

¿Por qué se produce el mal aliento?

Entre el 85 y el 90% del mal olor que procede de la boca se debe a la acción de las bacterias localizadas en el dorso de la lengua y en el surco gingival, de la encía.

Debido a su estructura papilada, la lengua es propensa a retener restos de comida y otros desechos. Estos restos se descomponen por las bacterias que hemos mencionado. Producen compuestos volátiles de sulfuro, causantes del mal olor.

Hay que comentar que en este momento es muy importante la cantidad y la calidad de la saliva. Nos ofrece una gran protección ya que lubrica y oxigena la cavidad oral, proporcionando una acción antimicrobiana.

El aliento puede variar por diversos motivos:

  • El momento del día. Es lo que se conoce como aliento matutino o, en inglés, morning breath. Por lo que hemos dicho anteriormente de la saliva, mientras estamos durmiendo el flujo de la saliva disminuye. Esto provoca el crecimiento incontrolado de bacterias que producen los compuestos de sulfuro.
  • El día del mes. Empeora antes y durante la menstruación.
  • El aliento es peor al comenzar a hablar.
  • Edad. La calidad del aliento cambia con la edad. Desde la adolescencia a la edad adulta se hace progresivamente más áspero. Y el aliento de los ancianos tiende a ser más intenso y desagradable. Esto se debe a que en los ancianos se producen cambios regresivos de las glándulas salivares, lo que afecta a la calidad y cantidad de la saliva.
  • Prótesis dentarias. Las dentaduras postizas, puentes u ortodoncias pueden acumular restos de comida.
  • Hambre. El ayuno puede ser causa de halitosis. Se ha observado que pacientes que se saltan alguna comida tienen peor aliento.

Consejos para saber cómo combatir el mal aliento - HeelEspaña

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *