Gastritis | 5 malos hábitos que la empeoran

Te sientes lleno muy pronto durante la comida o después de la misma, malestar o dolor punzante o ardor, tienes inapetencia o náuseas y vómitos. Aunque son síntomas que pueden variar de unas personas a otras, es muy probable que padezcas gastritis.

Por eso te puede resultar interesante conocer qué hacer para evitar que el problema se agrave.

Conocer la gastritis

La gastritis es una afección en la cual el revestimiento del estómago, conocido como mucosa, está inflamado o irritado.

A veces es confundida con la dispepsia, pero no son lo mismo dado que la dispepsia no existe una causa estructural o enfermedad metabólica que pueda explicar los síntomas.

Aproximadamente, el 25% de la población la padecen, y, su incidencia aumenta con la edad, sobre todo los adultos a partir de los 40 años.

Es un trastorno común, ya que son muchos los pacientes que no acuden al médico debido a que los síntomas y signos más habituales son intermitentes y la mayoría de la gente piensa que es algo puntual.

De hecho, en muchos casos la enfermedad pasa desapercibida sin provocar ningún síntoma.

TEST

¿Tienes síntomas de
microbiota alterada?
Realizar test

TEST

¿Tienes síntomas de
microbiota alterada?

Causas de la gastritis

La gastritis se puede dar por diferentes causas, pero una de las principales es por infección con la bacteria Helicobacteri pylori.

Esta bacteria tiene gran capacidad para sobrevivir en uno de los entornos más duros de nuestro cuerpo: el estómago.

A pesar de que cuenta con una acidez que le convierten en un mecanismo de defensa de nuestro organismo contra las bacterias que ingerimos a través de los alimentos, esta bacteria consigue infectarnos.

De hecho, la infección por H. pylori afecta a más del 50% de la población mundial y es la causa principal de enfermedades gástricas.

Para la infección por Helicobacter pylori se han establecido esquemas combinados de antibióticos.

Pero no son las únicas causas. El reflujo biliar, enfermedades autoinmunes o el uso de ciertos fármacos también puede causar gastritis por irritación.

 

Cómo cuidarme si tengo gastritis

Hábitos que más te perjudican

Mala alimentación

Una alimentación saludable cumple un papel importante en la prevención de problemas de salud.

Por tanto, favorece una disminución en el riesgo de padecer enfermedades crónicas como el sobrepeso u obesidad.

Por su parte, aquellas personas con patologías gastrointestinales, como es el caso de la gastritis, tienen muy malos hábitos alimenticios.

Con los malos hábitos alimenticios nos referimos a que tu dieta se base en un predominante consumo de comidas rápidas y en un descontrol en tu horario a la hora de comer.

Pero también consumes bebidas y comidas que agravan los síntomas, como son las comidas irritantes o picantes.

Te toca ponerte manos a la obra y efectuar cambios en tu dieta diaria y mantener una alimentación adecuada, suficiente y variada. Por tanto, te aconsejamos una serie de alimentos:

  • Pasta, arroz, patatas, pan blanco
  • Verduras cocidas y sin piel. Las frutas, verduras y hortalizas son una fuente fundamental de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, y pueden ayudar a prevenir, entre otras, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.
  • Si tomas frutas, mejor en compota y en conserva
  • Carnes magras, pescados y claras de huevo
  • Quesos y lácteos desnatados
  • Agua y bebidas sin cafeína. Tomar agua es importante y esencial para la digestión, ayudando al procesamiento de los alimentos, ayuda a ablandar las heces y a evitar el estreñimiento.
  • Y todo cocinado de manera sencilla. Mejor a la plancha, grill, al horno o hervidos.

 

Mala alimentación puede provocar gastritis

Estrés

La gastritis se puede agravar con el estrés. El estrés también puede estar vinculado con otras condiciones asociadas con la digestión, incluyendo el síndrome del intestino irritable.

Por tanto, es momento de relajarse. En el mundo en el que vivimos es crucial encontrar actividades que provoquen esto. ¿Te parece buena idea retomar ese libro que dejaste hace tiempo?

Leer puede transportarnos a realidades muy distintas a la nuestra y esto puede darle un descanso a nuestra mente para que se olvide durante ese tiempo de las tareas que tenemos pendientes, de problemas o de situaciones cotidianas del día a día que nos estresan.

Y, por supuesto, será una gran opción que te servirá para aliviar los síntomas de la gastritis.

De hecho, existen evidencias de que evitar el estrés mejora los síntomas que provoca la gastritis y que, incluso, puede ser superior en eficacia al tratamiento farmacológico convencional.

Toma de medicamentos

La toma de antiinflamatorios, medicamentos muy utilizados para tratar el dolor, la inflamación o la fiebre, o de antibióticos, pueden producir efectos no deseables en el organismo. Pero, principalmente, en el aparato digestivo.

Son muchas las personas que cuando toman este tipo de medicamentos sienten molestias digestivas como pesadez, ardor o dolor en el estómago. Síntomas asociados a la gastritis.

Por tanto, automedicarse o la toma de antibióticos sin prescripción médica altera nuestro sistema digestivo.

El consumo sin control de los medicamentos aumenta la probabilidad de contraer infecciones por gérmenes resistentes a estos.

 

Abuso de medicamentos puede provocar gastritis

Consumo excesivo de alcohol y tabaco

El tabaquismo y un excesivo consumo de alcohol también constituyen factores de riesgo para empeorar la gastritis, puesto que ambos aumentan el estrés oxidativo de la mucosa del estómago.

El consumo de alcohol, además de empeorar los síntomas de la gastritis, produce daños físicos que afectan al cerebro, sistema circulatorio y digestivo y altera el sistema hormonal.

Afecta de manera muy especial al hígado. Los reflejos son más lentos y la coordinación motora empeora. Sus efectos depresores afectan a los estados de ánimo. Al ser diurético puede producir deshidratación.

La nicotina, por su parte, produce cambios físicos y en tu cerebro que provoca la necesidad de fumar y produce daños en la mayoría de los órganos del cuerpo y altera nuestra salud.

Falta de ejercicio

La vida sedentaria no favorece ningún aspecto de nuestra salud. Y, por supuesto, agrava la gastritis.

Necesitamos movernos porque la actividad física mejora el funcionamiento intestinal y ayuda a prevenir el cáncer de colon.

Pero no solo es beneficioso el ejercicio a nivel digestivo. También contribuye a la prevención y manejo de una serie de enfermedades, entre las que se destacan las enfermedades cardiovasculares, obesidad, hipertensión arterial (HTA) y depresión, entre otras.

El efecto de la actividad física y la dieta en la disminución de la obesidad es concluyente, así como su asociación con mortalidad.

Y, al mismo tiempo, se ha observado que, en adultos mayores, la actividad física contribuye a prevenir riesgos de caídas, fracturas y pérdida ósea y también mejora su bienestar psicológico.

 

Hacer ejercicio para prevenir la gastritis

¿Cuándo debes preocuparte por la gastritis?

Si, además de tener esa sensación de distensión o hinchazón o molestia en la zona alta del abdomen, tienes alguno de los síntomas que te comentamos a continuación, es importante que se lo comentes a tu médico:

  • Si tienes más de 55 años y es la primera vez que sientes indigestión.
  • Vomitas de manera persistente e inexplicablemente. O si los vómitos van acompañados de sangre.
  • Heces negras.
  • Sin hacer dieta, notas que estás perdiendo mucho peso.
  • Si te duele o te molesta mucho cuando comes o después de comer.

Referencias
https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-acidez-gastrica-13094152
https://accessmedicina.mhmedical.com/content.aspx?bookid=1480&sectionid=92816129

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info