Melatonina y trastorno del sueño en bebés

Los trastornos del sueño no son habituales en los bebés pero no son ajenos a ellos. Para alguno de estos trastornos se puede utilizar la melatonina para facilitar el inicio del sueño. Sin embargo, el uso de la melatonina no está recomendada en niños menores de 6 meses.

¿Ayuda la melatonina a domirse a los bebés?

El sueño de un bebé

¡Qué guapo es vuestro bebé! ¿Qué tiempo tiene? Parece muy tranquilo… ¿Qué tal se porta por las noches? ¿Dormís del tirón?

Cuando el bebé tiene dificultades para dormir, puede provocar la irritación en el bebé y fatiga en los padres.

El sueño ejerce un papel fundamental en el futuro desarrollo infantil, la conducta, el aprendizaje y el crecimiento.

Desde antes del nacimiento, los niños ya tienen su “reloj biológico” que determina el control del sueño y de la vigilia. Esto permite que el niño duerma a ciertas horas y esté despierto a otras.

Asimismo, el cerebro se va a encargar de adaptarse a las condiciones medioambientales de luz-oscuridad segregando o no una hormona llamada melatonina.

GUÍA

Cómo dormir bien por la noche
Descargar guía

GUÍA

Cómo dormir bien por la noche

¿Qué es la melatonina?

Cómo ayuda a dormir la melatonina a los bebés

La melatonina es una hormona producida en nuestro organismo, concretamente en la glándula pineal. Esta hormona es generada cuando la retina percibe la ausencia de luz.

Se produce el máximo pico de liberación durante la noche (alrededor de una hora y media tras quedarse dormido, contribuyendo a inducir el sueño profundo) y reduciéndose ante la presencia de luz. Su presencia o no en la sangre durante el día va a determinar el ritmo circadiano que se consolida a partir de los 3-5 meses de vida.

La función fisiológica primaria de la melatonina es regular el ciclo vigilia-sueño y que coincida con el ciclo día-noche.

¿Mi hijo duerme las horas adecuadas?

No hay un patrón de sueño homogéneo y lo que necesita un niño no tiene por qué ser aplicable a otro.

Sin embargo, si le cuesta conciliar el sueño regularmente, se debe sospechar de la existencia de un problema de sueño o de los hábitos que conducen a éste.

El recién nacido duerme unas 16 horas diarias en periodos de 4 horas sin respetar la noche.

Cómo se usa la melatonina en niños

Desde el primer mes hasta los 3-6 meses, la duración de los despertares nocturnos va disminuyendo. Entre los 2 y los 4 años ya duermen por la noche unas 10 horas. Y, a partir de los 3 años, va disminuyendo la necesidad de dormir durante el día. De los 5 a los 10 años, el sueño alcanza un grado de madurez suficiente.

 

Tengo la sensación de que no duerme lo suficiente

Se estima que 1 de cada 4 visitas al pediatra están relacionadas con algún problema ligado al sueño. Los trastornos del sueño se definen como una alteración real del sueño que precisa tratamiento para evitar consecuencias negativas en el niño.

Hay que tener más en cuenta la calidad del sueño y el comportamiento diurno del niño que el número de horas que duerme.

En el caso de los bebés, no son habituales los trastornos del sueño, pero no son ajenos a ellos. En la mayoría de las ocasiones las dificultades en conciliar el sueño es debido a malos hábitos que hay que evitar.

Los trastornos más habituales en el caso de los bebés son:

  • Insomnio conductual. Es la incapacidad del niño para conciliar el sueño si está solo, presentando resistencia y ansiedad a la hora de ir a la cama. El bebé aprende a dormirse con una serie de rituales y dependencias (contacto físico, compañía de sus padres,) que se hacen cada vez más difíciles de satisfacer por los padres.
  • Insomnio por higiene de sueño inadecuado. Está asociado a actividades que se realizan durante el día que son las que impiden una adecuada calidad del sueño durante la noche como las siestas prolongadas.
  • Síndrome de la apnea-hipopnea obstructiva del sueño. Se caracteriza por la presencia de episodios repetidos de obstrucción completa o parcial de las vías aéreas superiores lo que dificulta la respiración y provoca el despertar. Posibles causas son la obesidad y la amigdalitis entre otras.
  • Movimientos rítmicos relacionados con el sueño. Son movimientos repetitivos que afectan a determinadas partes del cuerpo como la cabeza, el tronco, las extremidades o todo el cuerpo, que pasan cuando el niño se está quedando dormido.
  • Pesadillas y terrores nocturnos. Son más habituales en el caso de los bebés que se acercan al año de vida, ya que comienzan a tener más experiencias que le pueden llevar a despertarse por la noche muy asustados y sin recordar lo que le produjo esa sensación de temor.

¿Qué se puede hacer para tratar estos trastornos?

Ante alguno de estos trastornos de sueño, se puede utilizar la melatonina para facilitar el inicio del sueño o complementos con melatonina, pasiflora, melisa, cinc y vitamina B6 que no solo ayudan a conciliar el sueño, sino que contribuyen a que el sueño sea reparador (siempre bajo la supervisión de un especialista)

No se recomienda su uso en niños menores de 6 meses. A partir de los 6 meses se ha demostrado su eficacia en dosis que oscilan de 1 a 3 mg. La duración del tratamiento no se recomienda más allá de 4 semanas.

Importancia de la melatonina en bebés

Medidas de higiene del sueño

El uso de la melatonina siempre debe ir acompañado de medidas de higiene del sueño, ambientales y de alimentación. Todas ellas contribuirán a adquirir unos buenos hábitos para un sueño saludable:

  • El bebé debe estar despierto cuando coma, así irá asociando la comida a la vigilia.
  • Procura que elimine los gases después de cada toma para evitar que le incomoden durante el sueño.
  • Es importante adquirir una rutina de sueño: baño, masaje, cena, nana y a dormir.
  • Debería dormir solo en su habitación a partir de los 3 meses.
  • A medida que va creciendo, el bebé no debería comer durante la noche. Es por ello que, si se despierta, habrá que calmarlo con caricias y frases cariñosas.
  • Es interesante ofrecerle algún objeto o peluche para que se sienta “acompañado”.
  • Evita las siestas prolongadas y que se alarguen más allá de las cinco de la tarde.
  • El ambiente en el dormitorio deber ser agradable y silencioso.

¿Puedo usar melatonina con mi bebé?

¡Felices sueños, familia!

BIBLIOGRAFÍA
https://www.aepap.org/sites/default/files/pags._307-320_alteraciones_del_sueno.pdf

https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/files/u1/Para_profesionales/Programas_otros_centros/monografia-trastornos-sueno-hospital-sant-joan-deu-barcelona.pdf

Ldo. José Manuel García Raboso
Ldo. José Manuel García Raboso
Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid con la Especialidad de Bioquímica. Siempre ha estado unido al sector farmacéutico y al contacto directo con el cliente, bien en Oficina de Farmacia o en diferentes Laboratorios farmacéuticos como AstraZeneca, Salvat o Lacer.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Categorias:
Descanso sano