Picor en las piernas después de hacer ejercicio, ¿es normal?

Después de realizar una práctica deportiva, sobre todo, caminar o correr, es muy común manifestar picor en las piernas.

Normalmente, este picor no está relacionado con ninguna patología o problema de salud. Simplemente es un proceso natural del cuerpo ante la actividad deportiva.

Cuáles son las causas del picor en las piernas

¿Por qué tengo picor en las piernas?

El enrojecimiento y el picor de piel cuando se hace ejercicio se debe a la activación y el aumento de la circulación sanguínea durante el entrenamiento.

Cuando se hace deporte los músculos se contraen y se estiran más de lo normal. Es por ello por lo que necesitan un mayor flujo sanguíneo para realizar los movimientos.

Por otro lado, el corazón bombea mucho más rápido, por lo que la sangre también se mueve mucho más rápido y se expande rápidamente para alimentar adecuadamente a los músculos que necesitan un mayor aporte de nutrientes y oxígeno para funcionar correctamente. Esta necesidad extra de los músculos es lo que se transforma en picor.

Tener picor en las piernas tras el ejercicio

No todo el mundo tiene esta sensación, pero si aparece es, probablemente, después de un período prolongado de tiempo sin hacer ejercicio o por ser personas sedentarias que nunca han realizado deporte y se ponen a ello de repente.

Por tanto, una buena opción es ser constante en nuestra rutina de hacer deporte, por muy difícil que nos resulte. Si acostumbramos al cuerpo a realizar ejercicio, menos probabilidades habrá de sufrir dilatación vascular por esfuerzo.

En otras palabras, una persona acostumbrada a hacer deporte tiene una mayor eficiencia cardiovascular y no se producirán cambios bruscos en sus arterias y venas.

¿Existen otras causas?

Además del flujo sanguíneo, otras de las causas de la picazón en las piernas es la ropa ajustada. Esta impide la respiración de la piel o el aumento del sudor.

Estas causas son menores y no suponen ningún problema de salud, a no ser que se deba a una reacción alérgica por algo que hayas consumido, en cuyo caso es recomendable acudir al médico, sobre todo, si el picor no remite y va en aumento.

Como se ha comentado, sentir picazón al comienzo de practicar algún ejercicio es completamente normal y no hay por qué alarmarse. Sin embargo, si el picor corporal se generaliza o permanece en el tiempo, aunque esté localizado, es señal de que algo no va bien. Es el caso de la urticaria colinérgica.

Esta es un tipo de alergia de la piel que surge después del aumento de la temperatura del cuerpo. Puede ocurrir en períodos de calor o por realización de una actividad física. También se conoce como alergia al calor. Se caracteriza por la aparición de una erupción rojiza y con mucha picazón en las zonas afectadas.

En principio, reduciendo la temperatura en las zonas afectadas suele ser suficiente y los síntomas no se prolongan más de 24 horas. Pero si estas manchas rojizas van acompañadas de disnea e hinchazón en la piel, labios, ojos y/o garganta es necesario recurrir al médico.

El estrés y la ansiedad también pueden incrementar el picor en la piel.

Conseguir evitar el picor en las piernas

¿Alguna recomendación para disminuir el picor en las piernas?

  • Evita el sedentarismo. Es conveniente realizar ejercicio, pero no de una manera puntual, sino con una frecuencia adecuada a cada tipo de persona.
  • La elección de la ropa a la hora de practicar deporte es fundamental. Y es que debe ser lo suficientemente holgada para que te permita una correcta movilidad y evitar rozaduras. Y, por otro lado, la elección de un tejido transpirable. Ahora bien, si quieres mejorar la circulación sanguínea opta por prendas con cierta compresión.
  • El sudor es otra de las causas que pueden incrementar esta sensación. Por ello es conveniente llevar una pequeña toalla de algodón que te permita retirar el exceso de sudor durante la práctica del ejercicio, aunque si el deporte que estás practicando no lo hace posible puedes utilizar otras prendas que te ayuden a retirar el sudor.
  • Confía en aquellos complementos que aportan una cantidad suficiente de flavonoides. En este caso, el extracto seco de vid roja ha demostrado un efecto venotónico, vasoprotector y antioxidante. Estos efectos confieren a la circulación de retorno una elasticidad suficiente para evitar la excesiva dilatación.

¡Llega a la meta sin necesidad de rascarte!

BIBLIOGRAFÍA
http://www.sgaic.org/ucb/Llibrets/Deporte.pdf

Ldo. José Manuel García Raboso
Ldo. José Manuel García Raboso
Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid con la Especialidad de Bioquímica. Siempre ha estado unido al sector farmacéutico y al contacto directo con el cliente, bien en Oficina de Farmacia o en diferentes Laboratorios farmacéuticos como AstraZeneca, Salvat o Lacer.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info