¿Por qué aparece el goteo nasal con el frío?

Ha tardado en llegar, pero ya sentimos el frío en las calles y es la temporada en la que los síntomas como el goteo nasal, tos, dolor de garganta y otro tipo de afecciones respiratorias se multiplican. Sí, las inclemencias del invierno tienen parte de culpa, pero, en este caso, no tenemos un solo responsable.

En esta época existe menos ventilación en los hogares, nos concentramos más personas en lugares cerrados y, además, existe una alta circulación de los distintos virus respiratorios. Todos estos motivos hacen que las infecciones respiratorias se multipliquen.

Principales infecciones respiratorias

Son varias las patologías que afectan a las vías respiratorias y que tienen una mayor incidencia en invierno. Rinitis, faringitis, resfriado, gripe, faringoamigdalitis, bronquitis o las bronquiolitis se encuentran entre ellas y, en su mayoría, el goteo nasal es un síntoma común.

Rinovirus, adenovirus, virus respiratorio sincitial, virus de la influenza y parainfluenza son los virus más habituales que producen las infecciones o las patologías de las vías respiratorias.

En cuanto al tratamiento de las infecciones respiratorias, depende de su causa y de la gravedad de la infección. Por lo que en general se indica reposo, el uso de analgésicos y antipiréticos, junto con una hidratación adecuada.

 

Infecciones vías respiratorias

 

Resfriado común

El resfriado común es una infección leve de las vías respiratorias (nariz, faringe y cuerdas vocales) causada por virus. Se contagia de persona a persona por contacto con las gotitas de la tos o estornudos, y también a través de las manos. Produce mocos, taponamiento nasal, dolor de cabeza, de garganta, lagrimeo, tos y fiebre no muy alta.

Suele empezar por la nariz y, en ocasiones, puede bajar a los bronquios. Generalmente, a los pocos días se cura sin tratamiento. La tos, en ocasiones, puede persistir más tiempo.

Es normal sufrir 2-5 resfriados al año. Los niños más pequeños tienen más, sobre todo, si van al colegio o la guardería.

Gripe

La gripe se caracteriza típicamente por un cuadro de aparición brusca de fiebre (entre 38 y 40 °C) de unos 3 a 7 días de duración. Otros síntomas característicos son la cefalea, tos seca, falta de apetito, dolor al deglutir (odinofagia), dolor muscular, cansancio y malestar general. El período de incubación es de 1 a 3 días.

Faringoamigdalitis

La faringoamigdalitis es la inflamación de la orofaringe y las amígdalas. Los síntomas principales son dolor de garganta (odinofagia) y de las anginas. En el 70-80% de las ocasiones se trata de faringoamigdalitis víricas y el resto son bacterianas, que solo en este caso se aconseja la toma de antibióticos.

 

 

Refuerza tu sistema inmune y ¡olvídate del goteo nasal!

Todas las personas conocemos la importancia del sistema inmune para tener una buena salud, porque es el encargado de defendernos del ataque de diferentes patógenos (virus, bacterias, hongos…) y, a su vez, de luchar contra ellos. Tener un sistema inmune fuerte y regulado es uno de los elementos clave para disfrutar de una salud óptima.

Está comprobado que la eficacia del sistema inmune puede verse alterada por una alimentación desequilibrada, la falta de ejercicio físico, un estado emocional anómalo, situaciones de estrés y falta de descanso e ingreso de tóxicos en el cuerpo como consecuencia de la contaminación ambiental o el tabaquismo, entre otros.

En sentido contrario, una buena gestión del estrés, un descanso adecuado, ejercicio físico regular y una dieta equilibrada, son pilares básicos para una adecuada defensa inmunológica.

 

El frío y el goteo nasal

 

Consejos para ayudar a mejorar el goteo nasal

  • Si quieres evitar los contagios y que otras personas padezcan la enfermedad, debes extremar las medidas de higiene. Especialmente, es importante que mantengas estas medidas durante el tiempo en los que aparecen los síntomas. Y dentro de las medidas, destacamos:
    – Lavarse las manos a menudo con agua y jabón para evitar la transmisión de los virus. Hacerlo también siempre después de toser, estornudar y sonarse.
    – Mantenerse a la mayor distancia posible (como mínimo 1 m) de las personas que presentan síntomas.
    – Al toser o estornudar, cubrirse bien la boca y la nariz con el codo o con un pañuelo para retener las secreciones respiratorias. Usar preferentemente pañuelos desechables para sonarse los mocos y tirarlo nada más usarlos.
  • Es recomendable que aumentes la ingesta de líquidos. Conseguirás mantener una buena hidratación de la mucosa. Bebe, al menos, un litro y medio de agua al día.
  • Debes renovar el aire interior de tu hogar con una adecuada ventilación.
  • Te puede ayudar el ejercicio regular, siempre teniendo en cuenta tus condiciones físicas. El ejercicio físico es un pilar fundamental para mantener un adecuado estado de salud, por el contrario, el sedentarismo y la inactividad tienen consecuencias negativas. Nuestro cuerpo está diseñado para estar en movimiento, es importante incorporar el ejercicio físico como algo habitual en la vida diaria. Cada persona adoptará el más adecuado para su situación: caminar, correr, nadar, andar en bicicleta… nos va a aportar grandes beneficios
  • Descanso adecuado y manejo del estrés. Conseguirás reforzar tu sistema inmune si duermes, como mínimo, 8 horas al día.
  • Evita fumar y exponerte a ambientes con humo en la medida de lo posible.
  • Debes humedecer el ambiente de las habitaciones, causadas por las calefacciones. Para ello puede ser de utilidad colocar recipientes con agua o humidificadores eléctricos.
  • Los lavados nasales con agua salada o suero salino pueden ser una opción para aliviar la congestión nasal. Para la tos seca con cosquilleo, son útiles las pastillas para la tos o caramelos duros.
  • Si tu goteo nasal se debe a que eres alérgico, debes evitar el contacto con los alérgenos (polen, animales o el polvo)

 

Mejorar el goteo nasal

¿Cuándo acudir al médico?

  • Si tienes fiebre y con una temperatura mayor de 38 °C durante más de 3 días.
  • Si presentas dificultad para respirar, dolor en un costado, o dolor de oídos.
  • Vigila que no expulses flemas con sangre o con moco verde o amarillento
  • Observa tu tos. Y si es muy persistente tanto que te impide ingerir alimentos de manera habitual y has bajado de peso, debes acudir al médico.
  • Acude al médico si notas un dolor de cabeza intenso.
  • O si notas empeoramiento de los síntomas pasados 10 días desde el inicio de los síntomas.

Referencias
https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-otorrinolaringol%C3%B3gicos/abordaje-del-paciente-con-s%C3%ADntomas-nasales-y-far%C3%ADngeos/congesti%C3%B3n-nasal-y-rinorrea
https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-tratamiento-infecciones-vias-respiratorias-altas-X0212047X10875702

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Categorias:
Invierno