Dolor de garganta al tragar | Causas y remedios que alivian

El dolor de garganta al tragar es muy frecuente y, por ello, es muy común acudir a la farmacia o al médico pidiendo consejo para aliviarlo.

De hecho, se estima que la prevalencia de las afecciones de garganta genera 4 millones de consultas al año en España.

En la mayoría de los casos, el dolor de garganta está causado por algún virus que, a la vez, provoca secreción nasal y tos. Aunque también puede aparecer fiebre y dolor de cabeza.

Al desaparecer estos síntomas espontáneamente, a la semana o los diez días, suele ser suficiente un tratamiento local sintomático para resolverlo.

Por ello no está de más conocer soluciones que nos ayuden a aliviar los síntomas, incluido el molesto dolor de garganta al tragar.

 

Garganta irritada

 

Por qué tengo dolor de garganta al tragar

Son varias las razones o motivos por los que podemos sentir dolor de garganta al tragar. Las más habituales son las infecciones víricas (en ocasiones bacterianas) que afectan a la estructura de la garganta y que tienen que ver con el tracto respiratorio.

Estas son, a menudo, banales y autolimitadas y, en la mayoría de los casos, los pacientes se suelen recuperar sin necesidad de administrar un tratamiento específico.

Con un tratamiento sintomático se suele conseguir reducir el curso de la enfermedad, reducir el absentismo escolar y laboral y mejorar el estado general del paciente.

Las infecciones víricas como el resfriado común y la gripe son las causantes de la mayoría de los casos de irritación de garganta o faringitis.

Infecciones víricas

Entre las enfermedades víricas que causan irritación y dolor de garganta se encuentran:

  • Catarro común (adenovirus, coronavirus, rinovirus, etc.)
  • Gripe (influenza)
  • Mononucleosis infecciosa
  • Varicela
  • Sarampión
  • Enfermedad COVID-19

Por qué se me inflama la garganta

 

Infecciones bacterianas

Muchas infecciones bacterianas pueden causar dolor de garganta. El germen más común es el Streptococcus pyogenes (estreptococo del grupo A) que causa faringoamigdalitis estreptocócica.

El tratamiento antibiótico está únicamente indicado en las afecciones de causa bacteriana.

Otras causas

  • Irritación por motivos medioambientales. El frío, los cambios bruscos de temperatura o ciertos alérgenos pueden provocar dolor de garganta. Pero también se incluye el humo, el polvo, la sequedad ambiental o la inhalación de ciertos irritantes como causas de garganta seca.
  • Por fumar. El humo del tabaco, al ser inhalado por la garganta, hace que esta se exponga a más de 7.000 tipos de químicos diferentes, potenciales causantes de la irritación de garganta.
  • Por sobreuso. Personas que necesitan hablar demasiado como cantantes, presentadores u oradores.
  • Por reflujo gastroesofágico. Los ácidos gástricos que suben por la garganta la irritan y la queman.
  • Medicamentos. Los que más provocan dolor de garganta e irritación son los corticoides, broncodilatadores, antihistamínicos, diuréticos o antidepresivos. Son fármacos que provocan sequedad en la garganta.

 

 

Cómo aliviar el dolor de garganta al tragar

Existen una serie de medidas que pueden aliviar a las personas que presentan dolor de garganta al tragar o irritación de garganta:

  • Mantener una adecuada hidratación. Para ello, es fundamental beber abundante agua. Con ello conseguirás hidratar la garganta para evita su sequedad. Además de agua, es recomendable tomar infusiones. Y las bebidas calientes, como un consomé, té sin cafeína o agua tibia con miel pueden ser una gran opción.
  • Deja a un lado el alcohol, el tabaco y la cafeína. Son sustancias que provocan que la garganta se deshidrate.
  • Si eres muy propenso a la ronquera, tienes que descansar la voz todos los días que puedas.
  • Realiza enjuagues bucales con agua salada. La disolución de sal o bicarbonato sódico en agua tibia (1/2 cucharita en 500 ml de agua) pueden ayudar a aliviar el dolor de garganta. Se debe evitar que los niños más pequeños ingieran la disolución.
  • Es recomendable utilizar un humidificador para eliminar la sequedad del ambiente o realizar baños o ducha de vapor para aliviar la irritación de la garganta.
  • Evitar los agentes irritantes. No fumes en tu casa y evita aquellos productos de limpieza que contengan muchos químicos que puedan irritar la garganta.

 

Como mejoro mis molestias de garganta

 

Soluciones naturales para la garganta al tragar

En este sentido, pueden emplearse determinadas sustancias que consiguen mejorar el dolor de garganta al tragar, al igual que otros síntomas relacionados con las infecciones respiratorias y que, además, ayudan a proteger y a reparar la mucosa de la faringe.

Dentro de estas soluciones naturales encontramos el aloe vera, el própolis y el extracto de regaliz, que aportan propiedades calmantes, antisépticas e hidratantes de la mucosa faríngea.

Las presentaciones en forma de spray o comprimidos son cómodas y consiguen que estas sustancias actúen de manera directa en el alivio de las irritaciones de garganta.

Aloe vera

Cuando se aplica de manera tópica en la mucosa faríngea, por medio de sprays, se consigue un efecto hidratante de la mucosa, que puede contribuir a disminuir la sensación de irritación, picor y tos seca.

También tiene un efecto protector frente a las agresiones externas y la contaminación ambiental, el humo del tabaco o el aire frío y seco.

Además, gracias a su efecto antiinfeccioso e inmunoestimulante es de utilidad en los casos en los que la faringitis o faringoamigdalitis tengan una etiología infecciosa.

 

 

Própolis

Son muchas las propiedades que posee el propóleo. Destacamos sus propiedades antioxidantes, antibacterianas, antivirales, fungicidas, cicatrizante, antiinflamatoria o anestésicas.

En el caso de padecer dolor de garganta al tragar, y gracias a su propiedad antiinflamatoria, la aplicación local del própolis es una manera rápida de combatir y aliviar la irritación y la sensación de picor o escozor faríngeos.

 

Cómo alivio el dolor de garganta al tragar

Extracto de regaliz

Se pueden emplear el extracto de regaliz en caso de irritación faríngea por su acción antiinflamatoria. Además, sus propiedades expectorantes contribuyen a la eliminación de las secreciones que puedan estar en la garganta y provocan, por tanto, su irritación.

Es por ello por lo que es muy útil en pacientes con tos asociada a infecciones respiratorias.

¿Cuándo acudir al médico?

Reiteramos que, de media, un 90% de las faringitis son víricas, por lo que el tratamiento sintomático es suficiente en la mayor parte de los casos, como el que hemos comentado. Sin embargo, debes consultar con el médico si:

  • Si tienes fiebre superior a 38º
  • Inflamación de los ganglios del cuello
  • Dolor de oídos
  • Pus en las anginas
  • Ronquera o afonía que no desaparece al cabo de unos pocos días. Es posible que exista presencia de nódulos o pólipos.
  • Dificultad para respirar
  • Si aparecen erupciones en la piel
  • Si es en niños pequeños, hay que tener cuidado si existe un babeo excesivo o tiene laringitis aguda.

 

Referencias
https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-el-dolor-garganta-el-uso-13042366
https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-faringitis-amigdalitis-tratamiento-etiologico-sintomatico-13021226

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Categorias:
Invierno, Otoño