¡Que los problemas digestivos no te arruinen el verano!

La necesidad y el anhelo de viajar forman parte de la naturaleza humana. Además, en estos tiempos de pandemia donde hemos tenido que permanecer mucho tiempo en casa cumpliendo las medidas de seguridad frente a la Covid, se ha incrementado nuestro deseo de viajar.

Si lo vas a hacer este verano es importante que conozcas las pautas necesarias para que, después de tanto tiempo, viajar no te amargue y que ciertos problemas de salud, como los problemas digestivos tan frecuentes en verano, no hagan que nos llevemos una desilusión.

Cuídate en verano y evita los problemas digestivos

Alteración de la microbiota en los viajes

La microbiota, conocida como “órgano silencioso”, está formada por entre 1 y 2 kg de microorganismos diversos con funciones clave para la salud, según los diferentes estudios. Llevar una vida equilibrada y saludable, con una dieta sana y, en ocasiones, complementarla con probióticos, nos proporcionará una buena salud intestinal.

Cuando viajamos, solemos alterar nuestra alimentación, no nos hidratamos lo suficiente y no aportamos al organismo la fibra adecuada. Todas estas situaciones pueden alterar nuestra microbiota y, con ello, aumenta el riesgo de contraer enfermedades infecciosas y padecer problemas digestivos como diarreas o estreñimiento.

Consejos para no padecer problemas digestivos en verano

Cuáles son los problemas digestivos más frecuentes del verano

Los problemas digestivos son más frecuentes en verano ya que se cambian los hábitos alimenticios y las costumbres diarias. Entre los problemas digestivos más frecuentes en verano se encuentran:

Gastroenteritis

Las gastroenteritis se manifiestan por un aumento del número de deposiciones y/o una disminución de la consistencia de éstas. Se acompaña de dolor abdominal, vómitos, fiebre en ocasiones y, en algunos casos, deshidratación. Las manifestaciones más comunes de la deshidratación son debilidad, letargo, sed intensa y orina con color y olor fuertes.

Para evitar gastroenteritis, entre otras cosas, hay que evitar tragar agua de las piscinas. En este sentido también hay que extremar el cuidado con los alimentos crudos que se consumen mucho más habitualmente en el verano como pueden ser las ensaladas y hacer una buena limpieza de los vegetales.

Evita la diarrea, uno de los problemas digestivos comunes en verano

Estreñimiento

El cuidado en la alimentación no sólo será un factor protector frente a las gastroenteritis. También será imprescindible para evitar la aparición de otras enfermedades intestinales en verano como, por ejemplo, el estreñimiento.

Es muy habitual que los pacientes estreñidos tengan unos hábitos adecuados y rigurosos durante todo el año. Sin embargo, al llegar las vacaciones, suelen relajar esas costumbres. Esto produce que el tránsito intestinal no sea el apropiado.

Otros problemas

Otras alteraciones o problemas digestivos en verano producen síntomas digestivos inespecíficos como el meteorismo o la dispepsia. También están provocados por los cambios de horarios y las alteraciones alimentarias que se producen en las vacaciones.

Precauciones durante el viaje

Cualquier pequeño problema de salud que en el entorno habitual no supondría ningún problema puede volverse complicado cuando ocurre a miles de kilómetros de casa.

Sabemos que el verano se presta a cambios, a comer y beber cosas que no se toman el resto del año y a ciertas trasgresiones. Por ello, hay que acostumbrarse a compensar, de alguna manera, los excesos y a llevar una dieta siempre sana y variada.

Además, los consejos que cualquier viajero debe tener en cuenta para minimizar el riesgo de acabar contrayendo enfermedades son:

  • Toma agua embotellada y evita beber el agua local. Hay que beber abundante agua para evitar la deshidratación pero siempre las bebidas embotelladas suelen ofrecer más garantías sanitarias. Y, dependiendo de la zona que se visite, hay que evitar el uso de cubitos de hielo o beber agua del grifo.
  • No tomes ensaladas o frutas lavadas con agua local. Si te apetece fruta, lávala con agua embotellada y tómala pelada por ti. Evita los zumos frescos o las bebidas enfriadas con cubitos de hielo. Evita también las comidas fuertes, alimentos crudos o poco hechos y las comidas procedentes de la venta ambulante. Si tomas hortalizas que se vayan a consumir en fresco, mantenlas un mínimo de media hora sumergidas en agua tratada con unas gotas de hipoclorito sódico (lejía) que actúa como desinfectante.
  • La repostería, los helados, las salsas y preparados con huevo crudo, como la mayonesa, son, con frecuencia, origen de enfermedades. Sólo se consumirá leche envasada o derivados lácteos debidamente higienizados.
  • Es muy importante lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente. Y, por supuesto, siempre antes de comer o de preparar la comida.
  • Sé previsor y consulta con tu médico antes de viajar. Es muy conveniente consultar con el médico de familia el viaje se va a realizar. Y es que, en algunos casos, será conveniente acudir al Centro de Vacunación Internacional para vacunarse de patologías prevalentes en la zona de destino.

Sin problemas digestivos el verano sabe mejor

  • Tanto si se viaja en coche como en avión, es recomendable realizar ejercicios de flexión y extensión de las piernas y los pies. Mueve los tobillos y los dedos y levántate cada dos horas a pasear.
  • Que estos paseos duren tres cuartos de hora como mínimo, para que puedas reactivar la circulación.
  • Si conduces, por supuesto, 0 alcohol.
  • Lleva un pequeño botiquín compuesto de: esparadrapo, antiséptico de heridas, vendas, repelentes de insectos, termómetro y tratamiento para las picaduras de insectos. En este sentido, pueden ser útiles las cremas a base de caléndula. También es recomendable llevar elementos de rehidratación oral y probióticos para prevenir y tratar, por ejemplo, la diarrea del viajero.
  • El calzado debe ser adecuado para la actividad que se va a realizar en cada momento. Debe ser cómodo, ventilado y proteger suficientemente el pie. No caminar descalzo, ni siquiera en las habitaciones de los hoteles.

Referencias
http://www.scielo.org.pe/pdf/rmh/v24n1/v24n1r1.pdf
https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-enfermedades-trastornos-gastrointestinales-13085790
https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-botiquin-viaje-un-elemento-imprescindible-13063506
Salud digestiva en los viajes de media y larga distancia. Dr. Javier Aranceta Bartrina

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info