Hinchazón abdominal | Causas, síntomas y tratamiento

Muchas personas, alguna vez, han sentido tener hinchazón abdominal. Después de ingerir ciertos alimentos parece que la ropa nos aprieta, que necesitamos quitarnos o aflojarnos el cinturón. E, incluso, nos ponemos de mal humor.

Síntomas de la hinchazón abdominal

 

Qué es la hinchazón abdominal

La distensión abdominal es un problema del aparato digestivo que se puede dar tanto en personas con un peso bajo o adecuado como en personas con sobrepeso u obesidad.  Aunque la sensación de hinchazón es más evidente en las personas sin sobrepeso.

Es más frecuente en mujeres pero también lo padecen los hombres. En muchos casos, se debe a algún problema digestivo que se suele solucionar con un cambio en la dieta. La distensión abdominal es la sensación de estar inflado, pesado o lleno y, en ocasiones, se acompaña de abultamiento del abdomen (distensión abdominal).

¿Que produce la distensión abdominal?

Existen numerosas causas que pueden producir distensión abdominal:

  • Gases. La acumulación de gas en el estómago e intestino es una de las causas más comunes de hinchazón. Se acompaña frecuentemente de eructos, flatulencia, nauseas, etc.Frecuentemente el gas se produce por la ingesta de ciertos alimentos que producen gas al fermentar como repollo, coliflor, u otras verduras, etc. Los gases desaparecen, en la mayoría de los casos, después de unas pocas horas.Gases, los probióticos pueden ayudar a prevenir las molestias

    Una microbiota alterada, lo que se denomina disbiosis. puede producir un aumento de gases cuando se ingiere fibra o hidratos de carbono. Los probióticos, en estos casos, pueden ser útiles.

    Las infecciones intestinales de tipo bacteriano o vírico pueden también causar gases y, también, suelen ir acompañados de otros síntomas como diarrea, vómitos, náuseas o dolor abdominal.

  • Enfermedades crónicas como la enfermedad de Crohn o el síndrome del intestino irritable. Se caracterizan por tener alterado el funcionamiento del intestino. Provocan diarreas, estreñimiento, dolor abdominal, hinchazón y acumulación de gases.

 

¿Qué hay detrás de un abdomen hinchado?

Además de las causas ya mencionadas en el apartado anterior, hay más factores que favorecen la hinchazón:

  • Estreñimiento. También una causa muy frecuente de hinchazón. Normalmente se debe a un exceso o falta de fibra en la dieta.¿Qué tomar para el estreñimiento? La fibra es un componente importante de la alimentación, pero se debe tomar en cantidades adecuadas es decir entre 25-30 gramos al día, repartidas en fibras de diferentes tipos (fermentable y no fermentable).Alimentos con alto contenido de fibraAsí pues, un exceso de fibra puede aumentar el tránsito intestinal y provocar diarrea. Y, al contrario, la falta de fibra disminuye el tránsito intestinal y causa estreñimiento.Ambas situaciones provocan hinchazón abdominal, gases y dolor abdominal. Otras causas de estreñimiento son:
    • Beber pocos líquidos
    • Embarazo
    • Fármacos
  • Dispepsia. Molestias o dolor en la parte superior del abdomen. Viene acompañada de náuseas, hinchazón, acidez, digestiones pesadas, regurgitaciones o vómitos.
  • Intolerancia a algunos alimentos. Determinados alimentos pueden provocar en algunas personas hinchazón. Por ejemplo, los intolerantes a la lactosa o los enfermos con enfermedad celiaca pueden padecer distensión abdominal.
  • Síndrome de sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (SIBO). En el intestino delgado existe una determinada variedad de bacterias. Y, muchas de ellas, ayudan al cuerpo a digerir los alimentos. Cuando se altera el equilibrio de estas bacterias puede conducir a un aumento de otras bacterias oportunistas que habitualmente no están presentes en el intestino delgado o están en proporciones muy bajas. Esta enfermedad puede causar hinchazón, diarrea frecuente y puede provocar dificultades para digerir los alimentos y absorber los nutrientes.
  • Tener sobrepeso u obesidad favorece la distensión abdominal.

Cómo evitar la hinchazón abdominal

  • Menos comúnmente, la hinchazón puede deberse a otras afecciones que son más graves. Las personas con enfermedades de la vesícula biliar o cálculos en la misma pueden tener hinchazón. La úlcera de estómago, cáncer de estómago o el cáncer intestinal también pueden provocar hinchazón, pero se trata de enfermedades más graves y poco frecuentes que habitualmente se acompañan de otros síntomas.La ascitis es otro trastorno que provoca dolor abdominal e hinchazón, hablamos de la acumulación de líquido en la cavidad abdominal como consecuencia de una enfermedad hepática grave.
  • El estrés puede estar vinculado con la dispepsia y el síndrome del intestino irritable. Son trastornos funcionales en los que existe hipersensibilidad visceral, un factor importante en las personas que sufren estos trastornos. Estos pacientes pueden percibir como molestos estímulos normales: gases en estómago, movimientos intestinales, etc.

¿Tiene algo que ver la microbiota intestinal con la hinchazón abdominal?

En muchos pacientes con hinchazón la microbiota intestinal puede estar alterada. Esto supone un problema ya que la microbiota es beneficiosa para nuestro organismo y tiene numerosas funciones: metabólicas, inmunológicas, protección, nutrición, etc.

Debemos mantener un buen equilibrio de la microbiota. Esta se encarga de fermentar la fibra dietética y obtener sustancias necesarias para el intestino para mejorar nuestra salud intestinal. Por tanto la utilización de probióticos en algunos casos puede ser muy beneficiosa.

Por otro lado, no hay que olvidar que se debe mantener una ingesta adecuada de fibra y es que, si no, puede aparecer estreñimiento, causando también hinchazón.

Buena dieta para evitar la hinchazón abdominal

Recomendaciones para mejorar la hinchazón

Existen algunas recomendaciones que pueden ayudar a mejorar la situación de las personas con hinchazón:

  • Evitar tragar cantidades excesivas de aire durante la alimentación como masticar chicles, consumir bebidas con gas, comer rápido, masticar con la boca abierta, etc. Es aconsejable comer de forma adecuada y lentamente.
  • Evitar comidas picantes, los alimentos ácidos, ricos en grasa, fritos, cafeína, alcohol
  • Cocinar los alimentos de forma sencilla: hervidos, al vapor, a la plancha o al horno
  • Consumir alimentos fermentados o utilizar suplementos probióticos
  • Evitar el estreñimiento ya que, la acumulación de heces en el intestino favorece la producción de gases. En estas situaciones son útiles también los probióticos con fibra.
  • Aumentar el número de comidas al día, al menos 5 veces al día y en pequeñas cantidades. Evitar comidas copiosas
  • Realizar ejercicio moderado de forma regular
  • Mantener una buena hidratación. Se debe beber abundante agua durante todo el día.
  • Dieta equilibrada, variada y rica en verduras y frutas
  • Evitar alimentos sólidos durante las primeras horas del día, puede producirse acúmulo de gases
  • Evitar en la medida de lo posible el estrés y la ansiedad.
  • Dormir bien y mantener un sueño reparador

¡No te olvides consultar con tu médico!

Estas recomendaciones pueden ser útiles pero en algunos casos no serán suficientes.

Por tanto, ante una situación de hinchazón que se agrava, se hace crónica o simplemente se acompaña de otros síntomas, debemos acudir al médico. Será el encargado de evaluar cada caso y diagnosticará y tratará la causa que produce la distensión abdominal.

Referencias
• Chang, L., Lee, O. Y., Naliboff, B., Schmulson, M., & Mayer, E. A. (2001). Sensation of bloating and visible abdominal distension in patients with irritable bowel syndrome. The American journal of gastroenterology, 96(12), 3341-3347.
• Lacy, B. E., Cangemi, D., & Vazquez-Roque, M. (2020). Management of chronic abdominal distension and bloating. Clinical Gastroenterology and Hepatology.
• Mari, A., Backer, F. A., Mahamid, M., Amara, H., Carter, D., Boltin, D., & Dickman, R. (2019). Bloating and abdominal distension: clinical approach and management. Advances in therapy, 36(5), 1075-1084.
• Malagelada, J. R., Accarino, A., & Azpiroz, F. (2017). Bloating and abdominal distension: old misconceptions and current knowledge. American Journal of Gastroenterology, 112(8), 1221-1231.

Dr. Julián Antonio Carvajal Gómez
Dr. Julián Antonio Carvajal Gómez
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, desde el año 2013 hasta la actualidad trabajo como Medical Science liaison (MSL) en el departamento médico de Heel España. 
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.