8 consejos para cuidar la piel del sol

Que el sol es fundamental para nuestra vida no lo pone en duda nadie.

Con solo 15 minutos de exposición, el sol nos ofrece un efecto beneficioso a nivel psicológico y también para la síntesis de la vitamina D, necesaria para fijar el calcio en nuestros huesos.

Sin embargo, en dosis altas, el sol puede ser altamente peligroso y provocar quemaduras solares o fotosensibilidad, entre otros. Por ello, el cuidado de la piel este verano es fundamental para evitar los efectos nocivos del astro rey.

Errores frente al sol

Cómo cuidar la piel con una exposición solar segura

Al llegar el buen tiempo muchos queremos tener rápidamente la piel bronceada y nos lanzamos a cualquier rayo de sol que aparezca. Recibir el sol sobre nuestra piel es una sensación agradable.

Además de aportarnos grandes beneficios, el sol puede traer aparejados ciertos perjuicios que debemos conocer y tomar las precauciones necesarias.

Hay que concienciarse del peligro que conlleva la acción sobre la piel de los rayos solares. Por tanto, es importante seguir una serie de consejos para tomar el sol y poder cuidado de la piel de sus efectos negativos:

  • La exposición al sol debería hacerse de manera gradual. Se debe empezar a tomar el sol de manera progresiva, poco a poco.
  • No hay que estar más de 15 minutos bajo el sol aunque estemos usando medidas de protección.
  • Evita la exposición directa de 12 de la mañana a las 4 de la tarde. Procura no dormirte al sol.
  • No te olvides de protegerte también en días nublados.
  • Utiliza crema fotoprotectora que se adapte a tu tipo de piel, con filtro UVA y UVB. Estos dos tipos de radiación afectan también al sistema inmunológico y contribuyen al riesgo de cáncer cutáneo.
  • También hay que extremar las precauciones con las partes más sensibles al sol como la cara, el cuello, los hombros, el escote, las orejas, la calva, las manos y los empeines. Para ello, es conveniente utilizar camiseta, gorra, gafas de sol y busca un lugar en la sombra. La protección de los labios debe hacerse con barras o lápices fotoprotectoras.
  • Evita el “efecto lupa” de las gotas de agua después de cada baño. Para ello, sécate y aplícate nuevamente la crema protectora.
  • Vigila tus lunares. Familiarízate con tus lunares y acostúmbrate a vigilarlos. Conoce la cantidad que tienes, dónde están situados, su aspecto y detecta los posibles cambios que se producen en ellos. Si lo necesitas, ayúdate de un espejo.

Cómo proteger tu piel de los rayos solares

¿Por qué hay que protegerse del sol?

A parte del efecto cancerígeno de la exposición excesiva y acumulada de los rayos del sol, también nos causan otros daños diversos en la piel.

  • Quemadura solar. La exposición solar sin protección da lugar a alteraciones a nivel celular y molecular, lo que origina el eritema solar o quemadura solar. Lo más frecuente es el simple enrojecimiento de la piel, aunque en quemaduras más severas pueden aparecer ampollas, y en casos extremos puede haber fiebre y nuestro estado general se puede ver afectado. Es fundamental prevenirlas con medidas de protección física y filtros solares adecuados.
  • Deshidratación de la piel. Una exposición prolongada o excesiva al sol provoca deshidratación de la piel, con fácil descamación en pocos días, y una menor tonicidad con el tiempo.
  • Envejecimiento de la piel. Frente a este daño visible, el sol también produce un daño no apreciable a simple vista. El efecto acumulado año tras año, causado por quemaduras solares frecuentes y exposición solar excesiva, no es sólo el responsable de favorecer la aparición de cáncer de piel. También es el causante de la aparición de arrugas y del envejecimiento cutáneo precoz, así como de la aparición de cataratas en los ojos.

Proteger y cuidar tu piel en verano

Cómo proteger del sol a los más pequeños

En la infancia y durante la adolescencia se debe prestar una especial atención hacia una adecuada protección frente a las radiaciones ultravioletas.

Durante el primer año de vida, los bebés no se deben exponer al sol.

Para la síntesis de vitamina D es suficiente con las exposiciones breves durante los paseos habituales, incluso sin recibir el sol directo. Posteriormente, es importante educar a los niños para que incorporen a su rutina las medidas de protección solar adecuadas.

Proteger y cuidar tu piel este verano

Para los niños menores de un año…

  • Evita la exposición directa durante el primer año.
  • Aprovecha las horas de menor intensidad solar para disfrutar de actividades al aire libre como los paseos o juegos.
  • Busca las zonas de sombra.
  • Utiliza siempre ropa de algodón y gorra. Aplícale cremas adecuadas a su tipo de piel y con alto factor de protección.
  • No bajes la guardia los días nublados. Y tienes que tener en cuenta que los rayos solares se proyectan en el agua, la arena y la hierba.
  • Ofrécele agua frecuentemente.

Referencias
https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/sanidad/calo/guia_informativa_sobre_el_sol_lo_que_necesitas_saber._academia_espanola_dermatologia.pdf
https://fundacionpielsana.es/prevencion/buenas-recomendaciones-para-tomar-el-sol
https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-exposicion-solar-13088615
https://www.redalyc.org/pdf/3684/368445243014.pdf

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info