¿Te da ansiedad por la noche? | Combate el insomnio

Estoy cansado, pero ¡no puedo dormir! Esta desagradable sensación puede aparecer por diferentes motivos y seguro que alguna vez lo has experimentado en tu vida. De hecho, la ansiedad por la noche y el insomnio están relacionados.

Evita la ansiedad por la noche

¿Por qué damos tantas vueltas a nuestros pensamientos por la noche?

¿Cada noche tratas de conciliar el sueño y no puedes? Estás tumbado, notas cómo el corazón, sin motivo aparente, se acelera. Además, sin querer, te concentras en el ritmo del corazón y eres más consciente de que ha cogido velocidad.

Al mismo tiempo, las preocupaciones y los pensamientos negativos te invaden de una manera inoportuna, justo cuando lo que más necesito es tener la mente en blanco para poder descansar. Te sientes en un constante estado de nerviosismo e intranquilidad que no te deja dormir.

No paras de dar vueltas a los temas pendientes, lo cual te hace sentirte más nervioso. Lo peor de todo es que pensar en la falta de sueño que va a provocar al día siguiente nos hace aún más difícil dormirnos.

La ansiedad nocturna puede afectar a nuestro rendimiento y estado de salud. Nos hace estar somnolientos, que no rindamos adecuadamente y nos sintamos más irritables con todo lo que nos rodea.

TEST

Evalúa la calidad de tu sueño
Test dormir

TEST

Evalúa la calidad de tu sueño

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta de nuestro organismo ante situaciones que una persona considera como amenaza o peligro. Es decir, se trata de una función básica de supervivencia. Pero, cuando esa respuesta es desproporcionada en comparación con la amenaza y se repite durante periodos largos de tiempo, la ansiedad pasa a ser un trastorno.

Sentir ansiedad de modo ocasional forma parte de nuestra vida.

Sin embargo, las personas con trastornos de ansiedad tienen preocupaciones y miedos intensos sobre situaciones diarias. Frecuentemente experimentan episodios repetidos de ansiedad intensa y miedo que alcanzan una intensidad máxima en un corto espacio de tiempo (ataques de pánico).

Estos sentimientos de ansiedad y pánico interfieren con las actividades diarias. Son difíciles de controlar y son desproporcionados en comparación con el peligro real. Además pueden prolongarse en el tiempo.

Al intentar prevenir estos sentimientos, puede suceder que se eviten ciertos lugares o situaciones, como la cama.

¿Por qué se produce la ansiedad por la noche?

La ansiedad por la noche aparece cuando se entra en ese círculo vicioso en el que sabes que tienes que dormir pero los pensamientos negativos y esa ansiedad solamente alimentan esa situación negativa. Es decir, tienes sueño, pero no puedes relajarte.

Por desgracia, nuestra mente tiene tendencia a dar vueltas sobre un mismo tema y, si esos pensamientos se adueñan de nuestra atención, la preocupación interrumpe nuestra capacidad para dormirnos.

La ansiedad, generalmente, puede tener su origen en diferentes causas y variar dependiendo de una persona a otra. Sin embargo hay algunas que se repiten en la mayoría de los casos como la presión en el trabajo, preocupaciones como dificultades económicas o problemas con la pareja o miedo a perder el empleo.

La ansiedad por la noche aparece como una alerta en el momento en el que buscamos descanso. Esto impide que podamos dormir adecuadamente.

Por ejemplo, si aquello que te genera malestar se manifiesta en el momento en el que vas a conciliar el sueño, puede que lo asocies con la noche y no puedas dormir. También cuando se suele anticipar situaciones, de forma imaginaria. Porque si a la hora de acostarte sufres este trastorno, empezarás a enrocarte en esos pensamientos negativos y te resultará imposible dormir.

Evita la ansiedad por la noche

Otras causas

Otras causas que pueden provocar esa ansiedad por la noche es el estrés mal enfocado. Pero también el síndrome de las piernas inquietas cuya molestia o dolor puede dificultar el descanso.

En consecuencia, todas estas causas afectan a nuestros hábitos nocturnos agravando otros síntomas durante el día como la falta de concentración, irritabilidad o intranquilidad.

Por tanto, la ansiedad nocturna se manifiesta en el momento en el que quieres conciliar el sueño. Pero el nerviosismo y los pensamientos negativos te impiden relajarte y descansar. Esto afecta a tu ciclo de vigilia-sueño y puede dar lugar al insomnio.

¿Qué es el insomnio?

El insomnio es un trastorno del sueño frecuente que puede causar dificultad para conciliarlo o mantenerlo, o puede hacer que te despiertes demasiado temprano y no puedas volver a dormirte.

Es posible que sigas sintiéndote cansado cuando te despiertes. Esto es debido a que tu ciclo de sueño se ve afectado.

Cómo luchar contra la ansiedad por la noche

El sueño se divide en cinco fases, de las cuales la fase REM y la de sueño profundo son las más importantes en cuanto a descanso se refiere. De hecho, la fase de sueño profundo es imprescindible para el descanso y la recuperación de energía y la fase REM para el procesamiento de la información, el aprendizaje y consolidación de la memoria.

No obstante, el insomnio puede ser también una sensación subjetiva de no poder dormir cuando y cuanto se desea, aunque hayas dormido las horas necesarias.

Una causa habitual, en estos casos, es la ansiedad, es decir, puedo haber dormido 7 u 8 horas pero la ansiedad me transmite la sensación de no haber dormido nada.

El insomnio, por tanto, no solo puede agotar tu energía y afectar tu estado de ánimo. Puede afectar también a tu salud, desempeño laboral y calidad de vida.

¿Cómo puedo combatir a este tándem ansiedad-insomnio?

La ansiedad y, en este caso, el insomnio están muy relacionados con lo que hacemos y con lo que pensamos y sentimos. Aquel que consigue controlar estas tres variables, consigue controlar la ansiedad y el insomnio asociado a ella y alejarla de nosotros. ¿Cómo? Veamos unos consejos.

Practica ejercicio

Hazo, al menos, 30 minutos al día. Realizar ejercicio antes de dormir nos ayuda a liberar serotonina y endorfinas, lo que nos hará llegar más cansados a la cama, sentirnos mejor y liberar estrés. Pero, no lo hagas nunca justo antes de irte a la cama.

Cenas ligeras

No te vayas a la cama con el estómago lleno. Una cena ligera te ayudará a caer en los brazos de Morfeo. Por supuesto, nada de alcohol ni bebidas estimulantes.

Cumple con un horario

El insomnio y la ansiedad pueden aparecer por no tener un horario definido. Por tanto, vete a la cama y despiértate a la misma hora incluso los fines de semana.

Nada de aparatos electrónicos

Intenta desconectar de los aparatos electrónicos por lo menos 30 minutos antes de irte a la cama. Está demostrado que el uso de estos aparatos dificultan el sueño porque estimulan la mente.

Practica técnicas de relajación

No hace falta ser un experto de la relajación. Simplemente debes realizar respiraciones profundas que te permitan focalizar tu mente en ellas, ayudará a que tu mente no esté pendiente de otros temas que te puedan preocupar.

Prueba con complementos alimenticios

En el mercado encontrarás complementos a base de melatonina, plantas medicinales, vitaminas y minerales que te ayudarán a conciliar el sueño y recuperar el ciclo vigilia-sueño, siempre y cuando estos trastornos que manifiestas sean concretos y puntuales.

Ahora bien, si no eres capaz de saber cuál es el motivo que te provoca ese trastorno de ansiedad, el insomnio se prolonga en el tiempo o ante cualquier situación cotidiana te alteras de una manera desproporcionada, no dudes en acudir al especialista.

La ansiedad, el insomnio y tú sois multitud en la cama… ¡evítalo!

BIBLIOGRAFÍA
https://ses.org.es/docs/rev-neurologia2016.pdf
https://www.alcmeon.com.ar/18/72/07_rebok.pdf

Ldo. José Manuel García Raboso
Ldo. José Manuel García Raboso
Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid con la Especialidad de Bioquímica. Siempre ha estado unido al sector farmacéutico y al contacto directo con el cliente, bien en Oficina de Farmacia o en diferentes Laboratorios farmacéuticos como AstraZeneca, Salvat o Lacer.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.

Categorias:
Descanso sano