¿Por qué nos aumenta la barriga con la edad?

La acumulación de grasa en la zona de la barriga parece ser un problema habitual según vamos cumpliendo años.

Envejecer no es sinónimo de engordar y deberíamos evitar que se acumule la grasa en la zona de la barriga por varios motivos, no solo por una cuestión estética.

La acumulación de grasa abdominal por encima de los niveles saludables implica consecuencias negativas para la salud como: enfermedad cardiovascular, hipertensión o diabetes.

con la edad aumenta la barriga

 

Cambios en el metabolismo con la edad

Durante el proceso normal de envejecimiento, se presentan cambios fisiológicos en la composición corporal.

Los músculos disminuyen y se produce un aumento de los depósitos de grasa, además de una modificación en su distribución en el organismo.

Pero también, aumenta el tejido adiposo visceral que se localiza principalmente en el abdomen.

Según algunos estudios, esto se debe a que la producción de testosterona disminuye y provoca que se ralentice el metabolismo, quemamos menos calorías y, por tanto, almacenemos más grasa.

La grasa de la barriga no es como cualquier otra grasa

La grasa que se acumula en la barriga es mucho más peligrosa. Se llama grasa visceral y es la que no te deja que te abroches los pantalones como antes. Pero esto, tal vez, no es lo más importante.

La grasa visceral está relacionada con otros muchos tipos de problemas de salud, como el riesgo de padecer diabetes y problemas cardiovasculares, entre los que destacamos desórdenes como: trombosis, arterioesclerosis, hipertensión arterial, dislipidemia, fallo coronario y retinopatía.

Por tanto, debemos saber qué es crucial mantener bajo control la grasa que se nos acumula alrededor de la barriga.

tipos de barriga

 

Factores que provocan el aumento de la barriga

Hemos hablado de la edad y la disminución de la testosterona como uno de los factores que provocan que se nos acumule la grasa en la barriga. Pero no son los únicos:

  • Alimentación incorrecta

Exceder las calorías con una dieta inadecuada es lo más propicio para que se nos acumule grasa abdominal.

Se debe evitar el consumo de grasas saturadas y trans. Tratar de reducir a la mínima expresión el consumo de este tipo de grasas contribuye a reducir el colesterol malo y la grasa visceral. En general, hay que reducir el consumo de este tipo de grasas al mínimo.

Existen algunos estudios que indican que las grasas trans son las que más influyen en la acumulación de grasa en la cintura.

Así que ya puedes dejar a un lado la bollería industrial, salsas, aperitivos salados y dulces, y otros productos fast-food.

 

  • Falta de ejercicio

Quedarse sentado en el sillón no es la mejor solución para reducir y evitar la grasa que se acumula en la barriga.

El ejercicio físico moderado y regular ayuda a mejorar los niveles plasmáticos de colesterol. Por ello, es muy conveniente dedicar al menos una hora del día a hacer ejercicio, como caminar.

El ciclismo o la natación de manera moderada también te puede ayudar si lo practicas de tres a cinco veces por semana. Si es posible, haz también actividad de resistencia, con pesas o máquinas.

También es bueno hacer abdominales, un ejercicio que fortalecerá los músculos de la zona abdominal, pero no reduce la grasa visceral. Es necesario reducir la grasa corporal total para que tus “abdominales” serán visibles.

  • Tensión y el estrés

Se liberan hormonas como la adrenalina y el cortisol, son factores que provocan un aumento de peso y el depósito de grasa a nivel de nuestro abdomen.

  • Alcohol

El exceso de alcohol favorece el aumento de peso, siendo un factor de riesgo en el desarrollo de hipercolesterolemia. Modera su consumo: no más de 2 vasos de vino o cerveza al día.

  • Falta de sueño

La falta de un sueño de buena calidad parece tener un impacto en los impulsores fisiológicos del equilibrio energético: el apetito, el hambre y el gasto energético. Demasiadas horas de sueño tampoco favorece la reducción de la grasa del abdomen.

Y es que esta falta de sueño hace que disminuya el nivel de la leptina, la hormona que regula el apetito e incremente el de la grelina, que es la hormona responsable de que aumentemos de peso.

Lo ideal es dormir entre seis y ocho horas, para mantener un equilibrio.

como aumenta la barriga

 

Y no son los únicos…

  • Tabaco. Es muy nocivo para el conjunto de la población. Además de cáncer de pulmón y problemas del corazón y respiratorios, el tabaco provoca un incremento de la grasa abdominal. ¿Quieres otra razón para dejarlo?
  • Sexo. Es más habitual que los hombres sean más propensos a acumular grasa en el abdomen. Por su parte, las mujeres suelen tener la grasa situada en las zonas de las caderas, muslos y nalgas.
  • Si no tomas fibra soluble, tu barriga te lo va a echar en cara. La fibra soluble está presente en frutas, verduras, legumbres, avena y cebada, entre otros alimentos. Esta fibra captura el agua y forma una solución viscosa en el intestino, lo que ralentiza la digestión y tapiza la mucosa intestinal. Entre otros beneficios, disminuye los niveles de colesterol en sangre y provoca saciedad.

Referencias
https://www.redalyc.org/pdf/434/43428797004.pdf
https://www.medigraphic.com/pdfs/finlay/fi-2017/fi171l.pdf

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info