¿Descansamos mejor cuando usamos sábanas limpias?

Dormir bien y tener un buen descanso es una de las claves para gozar de una buena salud, tanto mental como física.

Cuando hablamos de dormir bien no solamente hacemos referencia a descansar el número de horas suficientes, sino de tener un sueño reparador y de calidad. Para conseguirlo, puede ayudarte usar sábanas limpias. Aunque no es lo único que te permitirá dormir mejor.

Importancia de las sábanas para un buen descanso

¿Nos afecta el entorno a la hora de dormir?

Existen factores, comportamientos y hábitos que nos ayudan a conciliar y mantener el sueño. El entorno puede influir a la hora de dormir.

Entre las condiciones ambientales nos encontramos con la ventilación, la iluminación, los olores y la cama. No son los únicos. Otros factores como la falta de rutina de horarios, la falta de ejercicio físico o tomar bebidas con cafeína también pueden provocar insomnio. Hablaremos de todos ellos más adelante.

5 CHECKLISTS

Para dormir como un lirón
Descargar checklists

5 CHECKLISTS

Para dormir como un lirón

Cualquier cosa que esté molestando el cuerpo, aumenta los niveles de estrés y alejan el sueño. Por ello, mantener un ambiente propicio para dormir es fundamental para que no haya insomnio.

Tener una temperatura adecuada, reducir la iluminación y disminuir los ruidos indeseables son esenciales para permitir un sueño rápido.

Por qué es importante el descanso

La cama, mejor con sábanas limpias

Hemos oído en más de una ocasión que las personas duermen mejor cuando sus sábanas están limpias. ¿Es esto cierto?

Muchas veces pasamos las noches dando vueltas en la cama. No encontramos la postura y no nos sentimos cómodos. Un motivo por el cual no conseguimos dormirnos es que las sábanas no están limpias.

Por tanto, una buena medida es cambiarlas por unas limpias. Seguro que te resulta mucho más sencillo conciliar el sueño. ¿A qué se debe? A la hora de dormir, el olfato y el tacto, juegan un papel importante.

Las personas que mejor duermen tienen un colchón cómodo, ropa de cama limpia y fresca y, en definitiva, un entorno apropiado para el descanso.

Cada cuánto hay que cambiar la ropa de cama

Además, si las sábanas tienen tejidos 100% naturales, sin mezclas de poliéster, y de calidad son ideales para evitar alergias e irritaciones.

A parte de las sábanas, es fundamental tener la habitación en orden, limpia, con buena ventilación, con la suficiente oscuridad, silencio y con una temperatura agradable.

¿Qué conseguimos con el descanso?

El descanso es un estado de actividad mental y física reducido. Con él conseguimos sentirnos frescos, rejuvenecidos y preparados para continuar con las actividades cotidianas.

El descanso no es simplemente inactividad. Requiere tranquilidad, relajación sin estrés emocional y liberación de la ansiedad. La persona que descansa se encuentra mentalmente relajada, libre de ansiedad y físicamente calmada.

¿Por qué es importante dormir bien?

La función primordial del sueño es el descanso. Por tanto, el sueño es esencial para la vida y es la base de numerosas funciones fisiológicas y psicológicas. Algunas de estas son:

  1. Restablecimiento o conservación de la energía.
  2. Eliminación de radicales libres acumulados durante el día.
  3. Regulación térmica
  4. Regulación metabólica y endocrina.
  5. Activación inmunológica.
  6. Consolidación de la memoria.

Dado que el sueño tiene efectos en todo el organismo, la privación de sueño a largo plazo también tiene efectos negativos a múltiples niveles.

La falta de sueño repercute en el estado de vigilia del individuo. Puede provocarles disminución de la concentración, falta d energía y alteraciones del comportamiento y de las emociones. Todo ello, por supuesto, repercute considerablemente en la calidad de vida de quien lo padece.

Por qué es importante un buen descanso

Trucos para dormir mejor

  1. Mantén horarios regulares para acostarte y levantarte. Trata de acostarte y despertarte, más o menos, a la misma hora todos los días.
  2. Destina la cama sólo para dormir. Limita la permanencia en la cama a las horas de sueño. Evita realizar otras actividades como leer, ver la televisión, escuchar la radio, ver el móvil o la Tablet.
  3. Evita las siestas de más de 15-30 minutos.
  4. Cuida tu dieta. Es importante tener buenos hábitos alimentarios e incluir en la dieta diaria frutas y verduras, evitando las grasas de origen animal. En cuanto a la cena, mejor ligera y dos horas antes de irse a la cama.
  5. No hagas ejercicio vigoroso dos horas antes de irte a dormir. Es importante hacer ejercicio regular diurno para hacer que el sueño sea profundo.
  6. Mantén una rutina cada noche. Antes de ir a la cama, repite las mismas acciones que nos ayuden a prepararnos mental y físicamente para irnos a la cama. Estas acciones pueden ser lavarse los dientes o preparar la ropa para el día siguiente.
  7. Evita llevarte a la cama los problemas y preocupaciones diarios, tanto los personales como los laborales. Darle vueltas a estos asuntos por la noche no te ayudará. En cambio, es mejor tomarse la vida con calma y reducir la tensión. Y, si el sueño no llega, no angustiarse.
  8. Puede ser interesante practicar algún tipo de relajación.
  9. Deja la cafeína, la nicotina o el alcohol. Hay que evitar cualquier tipo de excitante.

Referencias
https://www.webmd.com/sleep-disorders/news/20110126/want-sleep-better-make-your-bed#1
https://www.medigraphic.com/pdfs/facmed/un-2013/un134b.pdf

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Categorias:
Descanso sano