Me pica la piel en verano | Consejos

Primera ola de calor. Las temperaturas al alza. Todavía queda al menos un mes para disfrutar de las vacaciones…pero con el verano también llegan esas molestias inoportunas… ¡Otra vez! … ¡Si no soy alérgico a nada!… ¿Por qué me pica la piel?

Si padeces picor en la piel sabes que en verano este problema puede agravarse y alterar la calidad de vida. Por este motivo es importante buscar soluciones que ayuden a aliviar esa picazón.

¿Por qué me pica la piel?

El picor es el síntoma más frecuente de consulta en dermatología y afecta a casi un tercio de la población. Puede ser localizado, generalizado, ocasional o crónico. También se trata de un síntoma asociado a enfermedades de la piel como la dermatitis atópica, dermatitis de contacto, urticaria o psoriasis.

Cuando la barrera cutánea, por el motivo que sea, está dañada, se produce una alteración en la piel. Nuestro organismo y, concretamente, nuestro sistema inmune reacciona como mecanismo de defensa liberando histamina.

 

¿Por qué me pica la piel?

 

¿Qué es la histamina?

La histamina, básicamente, es una sustancia química que se encuentra en nuestro cuerpo. Es la responsable de funciones como regulación de los procesos digestivos, participación en los ciclos vigilia sueño, control del apetito, incremento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos y como importante mediador inflamatorio.

De esta manera, la histamina dilatará los vasos sanguíneos. Hará que los nervios se irriten y dará lugar a un enrojecimiento de la piel, inflamación y la aparición del picor característico.

Puede ser inapreciable en la mayoría de los casos, pero en personas con la piel sensible puede ser una molestia insoportable. Obliga al rascado intenso y continuo que puede llevar a la aparición de lesiones.

¿Por qué me pica más en verano?

Como hemos visto, el picor o el prurito suele aparecer en una piel dañada, irritada o que padece alguna patología como la dermatitis atópica o presenta una piel muy seca y deshidratada.

Durante los meses de verano puede agravarse porque la piel sufre más por acción de la radiación ultravioleta o porque es época de estar durante más tiempo en la playa o en la piscina “a remojo” lo que debilita la barrera cutánea natural.

 

 

Pero yo no tengo la piel sensible

En verano nuestra piel puede verse más afectada a causa de la radiación, la deshidratación consecuencia del calor extremo, el sudor, el agua salada del mar o el cloro de las piscinas. Incluso las picaduras de insectos o el consumo de ciertos alimentos pueden dar lugar a la aparición de esta sensación tan molesta.

Por tanto, todos debemos extremar el cuidado de nuestra piel para evitar problemas futuros.

No obstante, es importante descartar que la causa del picor no esté relacionada con una enfermedad del metabolismo (diabetes o hipertiroidismo), una alteración hormonal (embarazo o menopausia) o una disfunción renal.

 

Cuido mi piel en verano

 

Causas más frecuentes del picor en verano

Es totalmente normal que la picazón se manifieste de manera más habitual durante el verano y las causas son varias:

  • Urticaria colinérgica: Es consecuencia del aumento del calor corporal y la aparición del sudor. Suelen aparecer ronchas que pican mucho. Es frecuente su aparición en brazos y tórax, aunque pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo.
  • Picor en épocas concretas: Puede tratarse de dermatitis atópica. Es habitual en personas con pieles secas y puede venir acompañado de rinitis o asma. Suele aparecer en épocas de mucho frío o mucho calor, por lo que el verano es una época propicia a las exacerbaciones. Además, se está más tiempo al aire libre y la piel puede estar en contacto con sustancias extrañas que favorecerán las alteraciones cutáneas.
  • Picor acompañado de puntitos rojos: Es probable que se trate de una alergia. El verano es época de comidas al aire libre y es más habitual salir a comer fuera, por lo que es posible el consumo de ciertos alimentos a los que no estamos acostumbrados y ser responsables de estas reacciones.
  • Me pica entre los dedos: Es posible que sea consecuencia de algún hongo, ya que suele aparecer en zonas donde se acumula el sudor y el calor, condiciones ideales para el desarrollo de estos seres vivos eucariotas. Las piscinas, el caminar descalzo y no secarte a conciencia suelen ser las causas de la aparición de estas molestias.
  • Prurito acuagénico: Se desencadena cuando la piel entra en contacto con el agua a lo que se une otros factores como el sudor, el cambio brusco de temperatura, la temperatura del agua y su calidad (aguas duras lo empeoran). Todas estas circunstancias son muy normales durante la época de verano.
  • Picor tras tomar el sol: Es un tipo de alergia o intolerancia. Es habitual en personas con piel muy blanca que tras unas horas después de la exposición aparece erupción en cara, escote, brazos y pies. Se trata de un picor muy molesto.

 

Consejos para cuidar la piel en verano

 

¿Algún consejo?

  • No olvides nunca el protector solar. Limita las exposiciones al sol y evita tomar el sol en las horas centrales del día.
  • La ducha debe ser, al menos, con agua templada. Tras una jornada en la playa o en la piscina, la ducha con agua fría o templada reactivará la circulación. Ayudará a eliminar los restos de sal, arena y cloro que pueden irritar la piel.
  • Hidratación a conciencia. Durante la época de verano, la piel tiende a estar más reseca de lo normal y la hidratación, tanto por fuera como por dentro, debe ser una rutina diaria.
  • Procura los ambientes frescos. En la medida de lo posible ya que el exceso de sudoración agrava el picor de las pieles irritadas. Las prendas holgadas y ligeras te ayudarán a soportar de otra manera el calor.
  • Alimentación variada y equilibrada. El consumo de fruta y verduras durante el verano debe ser de consumo prioritario en esta época. No solo por la sensación que nos puedan transmitir al consumirlas. Es por el aporte de vitaminas que ayudan a mantener las condiciones normales de la piel.
  • En las farmacias te pueden recomendar cremas especificas a base de ectoína y extracto de corteza de avellano. Estas contribuyen a reparar la piel y calmar el picor.

¡Tu piel se merece también unas vacaciones tranquilas!

 

BIBLIOGRAFIA
http://www.scielo.org.co/pdf/cesm/v26n2/v26n2a13.pdf

Ldo. José Manuel García Raboso
Ldo. José Manuel García Raboso
Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid con la Especialidad de Bioquímica. Siempre ha estado unido al sector farmacéutico y al contacto directo con el cliente, bien en Oficina de Farmacia o en diferentes Laboratorios farmacéuticos como AstraZeneca, Salvat o Lacer.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info