10 planes sanos y divertidos que hacer en verano en familia

Las vacaciones son una oportunidad única para disfrutar de los hijos y que estos disfruten de los padres. La excusa de “no tengo tiempo” no cabe en estos días.

Si sabes y organizas bien qué hacer en verano puede convertirse en el mejor momento para el descanso, el disfrute y un cambio de actividad.

Es el momento de pasar más tiempo juntos, de hablar, de jugar, de hacer actividades cotidianas en familia y de convivir con otra parte de la familia a la que no vemos habitualmente.

Qué hacer en verano con niños

 

Numerosas actividades: qué hacer en verano

Durante las vacaciones disponemos de numerosas alternativas para sacar el máximo partido a nuestro tiempo libre.

Tanto dentro como fuera de casa podemos organizar actividades interesantes y divertidas para toda la familia. Con ello no sólo conseguiremos pasar un rato agradable sino proporcionar a nuestros hijos un sinfín de nuevos aprendizajes.

Todas las actividades que hagamos en familia conseguirán estimular los sentidos de los chicos a la vez que su cerebro se desarrolla activamente.

A través de la práctica, de la experimentación y del juego, el niño aprende y consolida firmemente sus habilidades y destrezas, se siente capaz, se muestra activo, está motivado y con energía, comienza a tomar conciencia de sí mismo y fortalece su autoestima.

 

Aprovecha el verano con tus hijos

 

1. Disfruta del tiempo al aire libre

Las vacaciones deben ser para los niños un tiempo para disfrutar y hacerlo, sobre todo, al aire libre.

Por tanto, qué hacer en verano y la organización de los mejores planes tienen que estar centrados en eso, en disfrutar fuera de casa: la piscina, la plaza del pueblo, hacer deporte u horas extra de parque.

Es el momento adecuado y es un privilegio para los más pequeños entablar relaciones con otros niños y realizar muchas actividades en grupo.

Puede ser interesante para los niños realizar paseos especiales con actividades. Se pueden hacer rutas por el río, la playa o la montaña o visitar los puntos de interés de las ciudades.

2. Ir al cine: un plan que triunfa seguro

Además, en la época de verano hay muchas películas en la cartelera recomendadas para los más pequeños. Después, se puede comentar la película: qué personaje es el que más nos ha gustado o cuál ha sido la situación con la que más nos hemos divertido.

3. Juegos en la playa

Si tenemos la suerte de pasar unos días de vacaciones en la playa, además de darnos unos buenos chapuzones y disfrutar de los beneficios del agua salada, podemos jugar a las palas, al fútbol, hacer carreras o intentar ver peces con nuestras gafas de buceo.

4. Tiempo en casa

En los momentos que hace más calor y que no es recomendable salir, nos toca quedarnos en casa. Podemos aprovechar este tiempo en casa y organizar de manera sencilla soluciones para pasarlo bien y aprender dentro de casa. ¿Qué tal si un día a la semana es la noche de ver una película?

También puede ser el día de los juegos de mesa, de jugar a videojuegos o la tarde de saber quién hace los postres más ricos. Lo importante es saber que existen también opciones para hacer dentro de casa que pueden fomentar la participación de toda la familia.

 

Juega con tus hijos

 

5. Leer: siempre es una buena opción

Las vacaciones son también un buen periodo para fomentar la lectura de los niños. Padres y niños pueden seleccionar las lecturas que sean más atractivas. Si los padres leen, será más probable que los hijos también lo hagan porque el hábito de lectura se adquiere en el entorno familiar.

6. Juegos de siempre

Se puede organizar una merienda en el parque más cercano a casa y aprovechar para jugar a los juegos de toda la vida: el pilla-pilla, el escondite, la comba o la rayuela.

7. Manualidades

Hacer pulseras, cuentas, abalorios, organizar un taller de pintura, jugar a tener un salón de peluquería y maquillaje puede ser muy interesante para pasar tiempo en familia. Es importante elegir aquellas actividades que nos gusten tanto a mayores como niños para dedicarle así más tiempo y de mejor calidad y así poder organizar el tiempo en las vacaciones.

8. Una divertida tarde de pesca y merienda

No hace falta gastarnos mucho dinero. Un buen plan para salir de la rutina es ir a pescar. Es un plan ideal para pasar el día en familia, en un entorno natural al aire libre y aprendiendo lo que es la paciencia. Los peces tardan en picar, pero ¡terminan haciéndolo!

 

Planes con tus hijos

 

9. ¡Tarde de fotografía!

Salir por la ciudad, campo o playa y realizar un reportaje fotográfico de los lugares que más nos gustan o que nos hayan llamado más la atención. Después, imprimir las fotos y hacer un álbum familiar en el que todos los miembros participen eligiendo las mejores fotos.

10. ¿Mucho calor? ¡Al parque acuático!

Los parques acuáticos ofrecen actividades muy divertidas que pueden disfrutar por igual padres e hijos. ¡Agua, velocidad y risas aseguradas! Además de pasar un rato de lo más divertido, favorecen el tono muscular, la coordinación motora o el equilibrio.

¿Y si se aburren?

¿Qué va a pasar? ¡Nada! Aunque no lo parezca, el aburrimiento es positivo porque hace que el niño saque toda la creatividad que tiene dentro para poder salir de esa situación. Será capaz de gestionar el tiempo libre.

 

Tarde de piscina

 

Por supuesto: precaución en el agua y el sol

Para que nuestras vacaciones sean completas, debemos tener respeto y precaución a la hora de bañarnos y tomar el sol.

Desde pequeños, y en la medida de nuestras posibilidades, debemos intentar que nuestros hijos aprendan a nadar y puedan manejarse en el medio acuático. Evitaremos más de un susto.

De todos modos, aunque sepan nadar, no hay que perder de vista cada movimiento. Es importante que desde pequeños sepan la importancia de conocer y respetar las zonas de baño, así como las indicaciones y lo que significan las banderas en la playa.

Pero también es de vital importancia que no se metan de forma brusca en el agua y que no se tiren de cabeza sin comprobar antes la profundidad.

En cuanto al sol, siempre hay que utilizar cremas con el factor de protección solar adecuado para cada tipo de piel. Aplicarlas antes de salir de casa o, al menos, media hora antes de la exposición al sol y repetir cada dos horas o después del baño.

Utiliza sombreros y gafas de sol y es muy importante la hidratación. Todos deben beber agua, pero sobre todo los más pequeños. Pero si puedes permanecer el máximo tiempo posible a la sombra, mejor.

Referencias
https://www.proyectomasvida.com/vacaciones-ninos-planes-saludables/
https://www.infosalus.com/actualidad/noticia-pediatras-atencion-primaria-piden-familias-administracion-medidas-evitar-ocio-sedentario-20220628110636.html

 

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Categorias:
Verano