¿Por qué dan calambres en las piernas?

Los calambres en las piernas son un síntoma frecuente cuando se padece Insuficiencia Venosa Crónica.

Se define el calambre como una contracción dolorosa e involuntaria de un único músculo o de un grupo muscular.

Sin embargo, rara vez es grave, pero puede suponer para los pacientes que los sufren una seria amenaza para el descanso nocturno y su calidad de vida, y en ocasiones también para el desarrollo de actividades laborales y de ocio.

Calambres en las piernas, causas

Calambres en las piernas: síntoma de Insuficiencia Venosa Crónica

Los calambres nocturnos, o lo que se conoce como “síndrome de piernas nocturnas”, es un síntoma de la Insuficiencia Venosa Crónica.

No es el único síntoma, pero sí nos puede poner en alerta y poner los medios necesarios para evitar complicaciones.

La insuficiencia venosa crónica es la incapacidad de las venas para realizar el adecuado retorno de la sangre al corazón.

Esto provoca la acumulación de la sangre en las piernas y da lugar a diferentes síntomas y problemas. Como hemos dicho, uno de los síntomas es el de padecer calambres en las piernas.

Otros síntomas de la Insuficiencia Venosa Crónica

  • Hinchazón de la parte inferior de las piernas y los tobillos. Esto se produce, sobre todo, cuando se está de manera prolongada de pie.
  • Dolor, hormigueo, pesadez y cansancio habitual en las piernas.
  • Varices o arañas musculares. Es el signo clínico más prevalente y conocido de la insuficiencia venosa. Se produce cuando la enfermedad se prolonga en el tiempo.
  • Sensación de calor, enrojecimiento, sequedad y picor constante de la piel.

Si los síntomas continuan, aparecerán finalmente los signos dérmicos como eccemas o hiperpigmentación y las úlceras venosas.

Es importante estar alerta para detectar posibles complicaciones como tromboflebitis o trombosis venosa profunda, que podrá desencadenar un cuadro de tromboembolismo pulmonar.

Factores de riesgo de padecer calambres en las piernas

Existen diversos elementos que pueden influir y ser determinantes en la aparición de la insuficiencia venosa y, por tanto, de padecer calambres en las piernas. Entre estos destacan:

  • Sobrepeso

El exceso de peso aumenta la presión en las venas de las piernas, lo que favorece la aparición de la Insuficiencia Venosa Crónica. Una dieta adecuada es un factor de prevención de la aparición de esta patología.

Realice una dieta equilibrada, rica en verduras, frutas y legumbres y baja en carnes grasas, embutidos, bollería y alcohol.

Además, evitarás con esta dieta variada el estreñimiento.

Y debes tomar, al menos, un litro y medio de agua al día que te permita mantener una buena hidratación, ya que este hecho es esencial para evitar padecer la insuficiencia venosa crónica y las complicaciones derivadas.

  • La edad y los factores hereditarios

Existe una predisposición genética a padecer trastornos del retorno venoso.

En cuanto a la edad, esta condiciona una pérdida del tono de la pared de la vena que dificulta la coaptación de las válvulas.

  • Embarazo

Durante el embarazo, las hormonas provocan la dilatación de las venas. Esto se debe a que tiene que llegar más sangre al útero con los nutrientes y oxígeno suficiente para que el feto pueda crecer.

De ahí que haya más probabilidades de padecer insuficiencia venosa y, por tanto, varices y calambres en las piernas.

  • La vida sedentaria

El sedentarismo inutiliza el uso de la bomba muscular. Uno de los mejores consejos para prevenir la aparición de esta patología es caminar de manera regular.

Además, el factor ocupacional puede ser un factor a tener en cuenta a la hora de padecer calambres en las piernas. Las personas que pasan, debido a su profesión, muchas horas seguidas de pie o sentados, pueden acabar padeciendo problemas circulatorios.

  • Uso de vestimenta ajustada

Llevar calcetines, medias o los zapatos demasiado ajustados puede causar una disminución de la circulación sanguínea.

  • Exposiciones prolongadas al sol o baños calientes

Es muy común que en verano se agraven los síntomas de la mala circulación.

El calor provoca que las venas se dilaten y que la sangre se acumule en las piernas. Con ello se intensifica la sensación de pesadez y de calambres en las piernas.

Por qué tengo calambres en las piernas

Consejos para favorecer la circulación y evitar los calambres en las piernas

  • Mantén las piernas ligeramente levantadas durante cualquier actividad que te lo permita, como dormir, ver la televisión, oír música o leer. Puedes ayudarte con una almohada. La elevación de las extremidades inferiores debe realizarse por encima del nivel del corazón, durante al menos 30 minutos, de tres a cuatro veces al día.
  • Es bueno realizar actividad física. Y uno de los ejercicios más recomendados es la natación. Si no puedes practicar este deporte, puedes darte duchas de agua fría sobre las piernas dos o tres veces al día.
  • Otro tipo de actividad que puedes realizar y que puede ser interesante para favorecer la circulación son los pequeños paseos o ejercicios gimnásticos específicos para la insuficiencia venosa. Entre estos destacamos el spinning o bailar. Puedes, además, caminar descalzo sobre las puntas de los pies durante dos minutos y, después, descansar. Es conveniente que repitas este ejercicio cinco veces al día. Pero también existen una serie de ejercicios que pueden ayudarte a evitar los calambres en las piernas. Son la dorsiflexión del tobillo y la rodilla y pedalear de en decúbito supino.

Tips para prevenir lo calambres en las piernas

  • Llevar un calzado adecuado. No son buenos los zapatos con un tacón excesivamente altos, pero tampoco deberías utilizar zapatos demasiado planos.
  • Masajea la zona con la palma de la mano, partiendo desde el pie hacia el muslo. De hecho, realizar este masaje con cremas de extractos de plantas ricas en flavonoides tendrá un efecto vasotónico y vasoprotector.

    Plantas como la vitis vinifera reducen rápidamente el cansancio y la pesadez en las piernas.

    Estas cremas deben no resecar la piel, tener una textura agradable que permita realizar el masaje de manera ascendente y proporcionar una sensación de frescor que potencie el efecto de sus componentes en cuanto al alivio de los calambres en las piernas, el dolor o la pesadez.

  • Utiliza medias elásticas de comprensión. Estas van a garantizarte el retorno venoso y evitan el estancamiento de la sangre. Es conveniente que te coloques las medias cuando estés tumbado en un sofá o en la cama.
  • Protege la piel y mantenla bien hidratada.

Referencias:
https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-insuficiencia-venosa-prevencion-tratamiento-13129193
https://www.semergen.es/resources/files/noticias/venosaCrocina_1.pdf

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info