¿La cistitis es crónica?

La infección urinaria se define como la presencia de microrganismos a cualquier nivel de las vías urinarias, la más frecuente es la infección a nivel de la vejiga, lo que denominamos cistitis.

Principales síntomas de cistitis

Si esa infección permanece en el tiempo o se repite, a pesar de un tratamiento antibiótico correctamente instaurado, se denomina infección crónica o recurrente.

Las cistitis se producen en su mayoría (95%) como consecuencia de la infección por una bacteria de origen intestinal.

Aunque puede producirse a través de contaminación desde la zona de la piel cercana al meato urinario.

Cistitis crónica

 

¿Qué produce la cistitis?

La bacteria más frecuentemente implicada como causa de cistitis es la E. coli en un porcentaje cercano al 90% en los datos epidemiológicos en España.

Las cistitis pueden producirse en mujeres y en hombres, pero en estos, suelen asociarse a otros trastornos como la uretritis o prostatitis.

Las cistitis se pueden producir de forma aguda, esporádica y crónica o recurrente.

En la mujer es mucho más frecuente la cistitis aguda, tratándose en la mayoría de los casos de cistitis sin complicaciones.

La cistitis no complicada se produce en mujeres no embarazadas sin anormalidades anatómicas ni funcionales, en donde los mecanismos de defensa se encuentran intactos.

Aunque las infecciones bacterianas son la causa más frecuente de la cistitis crónica, existen otras causas que pueden producirla, como son las siguientes:

  • Cistitis intersticial. Inflamación crónica de la vejiga, que produce dolor y cuyas causas no se han esclarecido, existiendo numerosos factores que influyen en su aparición.
    Es un trastorno difícil de diagnosticar y tratar.
  • Cistitis por fármacos. Algunos medicamentos utilizados en quimioterapia pueden producir cistitis crónica
  • Cistitis por radiación
  • Por catéter
  • Por tóxicos
  • En ocasiones, la cistitis puede aparecer como una complicación de otros trastornos, como la diabetes, los cálculos renales, el agrandamiento de la próstata o las lesiones de la médula espinal.

La cistitis recurrente causada por una infección bacteriana es la más frecuente, siendo la E. coli el germen más frecuentemente aislado. Hay muchos mitos acerca de la cistitis que debemos eliminar.

Cómo se producen las cistitis

¿Qué pasa si una infección urinaria se cronifica?

La cistitis recurrente o crónica se considera cuando se ha tenido dos o más infecciones de vejiga en seis meses, o tres o más infecciones en un año.

En general las mujeres son más propensas a padecer infecciones recurrentes de vejiga. La explicación radica en la anatomía particular de la uretra en el sexo femenino. Las mujeres presentan una uretra más corta y recta, por lo que la facilidad para la infección es mayor.

Hay muchos mitos acerca de la cistitis que debemos tener claros para prevenir y tratar esta patología correctamente.

Existen una serie de factores que aumentan el riesgo de padecer infecciones recurrentes en mujeres como son:

    • Actividad sexual. Las mujeres sexualmente activas presentan un mayor riesgo de padecer infecciones recurrentes.

  • Utilización de anticonceptivos. El uso de anticonceptivos como el preservativo y el diafragma vaginal con espermicida aumenta el riesgo de infección debido fundamentalmente a la alteración de pH vaginal con una disminución de la población de lactobacilos vaginales.
  • Uso de antibióticos, ya que modifican la microbiota vaginal.
  • Antecedentes personales de infecciones urinarias en la infancia y adolescencia.
  • Antecedentes familiares de infecciones urinarias de repetición
  • Cambios de pareja, relacionado con la frecuencia de actividad sexual.
  • Embarazo. Los cambios hormonales durante el embarazo pueden aumentar el riesgo de infecciones urinarias
  • Incontinencia urinaria
  • Menopausia. La deprivación de estrógenos produce alteraciones del pH vaginal y de la microbiota vaginal.

Otros factores de riesgo que se pueden presentar tanto en hombres como mujeres son los siguientes:

  • Alteraciones anatómicas de la próstata en los hombres y la litiasis renal en las mujeres.
  • Situaciones que ocasionan disminución de nuestras defensas: diabetes, infección por VIH o tratamiento oncológico.
  • Sondaje prolongado. Provoca un aumento del riesgo de infecciones crónicas.

La cistitis no es frecuente en los hombres que no tienen otros trastornos que les predispongan a padecerlas.

Cistitis recurrentes

 

Medidas higiénicas para evitar la cistitis recurrente

Ciertos cambios en el estilo de vida pueden reducir el riesgo de cistitis.

  • Buena hidratación. Beber mucho líquido, especialmente agua ayuda a eliminar las bacterias
  • No aguantar las ganas de orinar e intentar orinar con frecuencia vaciando totalmente la vejiga. Realizar la micción después del coito
  • Establecer un buen hábito de limpieza tras la defecación.
  • La ducha es más recomendable que el baño
  • No utilizar métodos anticonceptivos de barrera sobre todo los espermicidas.
  • No utilizar jabones agresivos ni desodorantes en espray
  • Usar métodos anticonceptivos que no sean de barrera como el diafragma y espermicidas
  • Evitar el estreñimiento, para evitar el crecimiento de bacterias que contaminen posteriormente la zona anal y perianal.

 

¿Qué hacer para evitar la cistitis crónica?

La primera recomendación para tratar la cistitis recurrente es acudir al médico para realizar un diagnóstico correcto e instaurar un tratamiento adecuado.

Si no se trata la cistitis simple se puede complicar, pudiendo aparecer dolor en la espalda y en el abdomen, lo que significa que la infección haya podido alcanzar a los riñones provocando una pielonefritis.

También se puede producir sangrado en la orina lo que indica que la cistitis tiene un carácter más agresivo. Con frecuencia aparece también la fiebre y una sensación de malestar general.

Cistitis crónica

El tratamiento preventivo de la cistitis recurrente en general se basa en antibióticos.

Normalmente se utiliza una dosis antibiótica única o continua según cada caso, además se deben cumplir las medidas generales mencionadas.

Otros tratamientos para intentar prevenir las recurrencias son la vacuna oral, vacuna vaginal, estrógenos de sustitución, probióticos, D- manosa y el arándano rojo que presenta propiedades para prevenir la cistitis de repetición debido a su capacidad para fijarse a las fimbrias tipo 1 y de tipo P de la E. coli respectivamente, evitando la adhesión de la bacteria a las paredes de la vejiga.

El arándano rojo contiene además sustancias antioxidantes (proantocianidinas) y antibacterianas. La D-manosa y el arándano rojo americano actuarían de forma complementaria evitando la adherencia bacteriana y pueden disminuir la recurrencia de la cistitis.


Referencias
• Sihra, N., Goodman, A., Zakri, R., Sahai, A., & Malde, S. (2018). Nonantibiotic prevention and management of recurrent urinary tract infection. Nature Reviews Urology, 15(12), 750-776. https://www.nature.com/articles/s41585-018-0106-x
• Micali, S., Isgro, G., Bianchi, G., Miceli, N., Calapai, G., & Navarra, M. (2014). Cranberry and recurrent cystitis: more than marketing?. Critical reviews in food science and nutrition, 54(8), 1063-1075.
• Bertuccini, L., Russo, R., Iosi, F., & Superti, F. (2017). Effects of Lactobacillus rhamnosus and Lactobacillus acidophilus on bacterial vaginal pathogens. International Journal of Immunopathology and Pharmacology, 30(2), 163-167.
• Akgül, T., & Karakan, T. (2018). The role of probiotics in women with recurrent urinary tract infections. Turkish journal of urology, 44(5), 377.
• Kranjčec, B., Papeš, D., & Altarac, S. (2014). D-mannose powder for prophylaxis of recurrent urinary tract infections in women: a randomized clinical trial. World journal of urology, 32(1), 79-84.

Dr. Julián Antonio Carvajal Gómez
Dr. Julián Antonio Carvajal Gómez
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, desde el año 2013 hasta la actualidad trabajo como Medical Science liaison (MSL) en el departamento médico de Heel España. 
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info